Nuevo padrón de usuarios de telefonía móvil violenta los Derechos Humanos

Daniela Grajales Daniela Grajales

José Manuel Blanco Urbina, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Chiapas, A. C., mencionó que la reforma a la Ley de Telecomunicaciones, que pretende lograr un padrón de usuarios de telefonía móvil, aprobada recientemente por la Cámara de Senadores, violenta los derechos humanos de los mexicanos, con el pretexto de combatir la delincuencia organizada.

Por lo que detalló que como organismo no gubernamental van a interponer una acción de inconstitucionalidad, no sin antes hacer algunas propuestas para perfeccionar dicha Ley, “sobre todo que sirva para conocer la ubicación de la delincuencia organizada y no a los ciudadanos de buenas conductas y trabajadores”, destacó.

Dijo que todo ciudadano que se sienta ofendido puede proceder a interponer una acción de inconstitucionalidad, los grupos parlamentarios que no están de acuerdo y los organismos no gubernamentales.

“Como la han aprobado los senadores viola los derechos humanos porque se pretende que se revelen datos biométricos, tal como la huella dactilar, iris del ojo y reconocimiento facial”.

Apuntó que es impensable que la delincuencia organizada vaya a utilizar un teléfono identificado, lo que sí podrán hacer con esta Ley será tomar el celular de algún ciudadano para cometer extorsión por secuestro. “Por eso, de manera generalizada como ha sido aprobada dicha Ley en nada beneficia y sí perjudica a los mexicanos”, agregó.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Chiapas, A. C., lamentó que el presidente del Senado, Eduardo Ramírez Aguilar se ufane de que esta Ley es de avanzada, “mejor debería de reconocer que han aprobado algo que está mal y debe corregirse”.

Destacó que no hubo ningún consenso para tomar en cuenta la opinión de los ciudadanos; “está claro que la gente no lo iba avalar, de ahí que hayan procedido como lo hicieron los senadores, afectando los derechos de los mexicanos”.

Blanco Urbina, enfatizó que, si la Ley estuviera dirigida solamente para aquellos ciudadanos que actúan fuera de la Ley, perfecto, pero no se puede generalizar para todos los ciudadanos.

Finalmente, invitó a los ciudadanos a sumarse a la acción de inconstitucionalidad que presentarán como organismo de la sociedad civil, para que no después tengamos que pagar los platos rotos de otras personas.