“Toledo ve” llegará a la Casa de México en España

Han pasado 20 años desde que Francisco Toledo (1940-2019) presentó una exposición en España. A finales de este mes llegarán a Madrid 600 piezas que conforman la exposición "Toledo ve", una gran selección comisariada y presentada en vida por el propio artista en tres sedes: Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México. Esta exhibición será acogida por la Casa de México en España y da constancia de la exploración en diseño del maestro Toledo, en la que el artista mexicano comparte su manera de ver el mundo.

Francisco Toledo es uno de los artistas más destacados de México. A lo largo de su carrera, hizo una exploración constante en el diseño de objetos, inspirado en la observación de lo cotidiano en su vida. En entrevista, Daniel Brena -director del Centro de las Artes de San Agustín, colaborador del maestro Toledo y autor del texto de sala para esta exposición-, recordó que esta exposición es muy significativa, ya que no sólo será inaugurada en plena pandemia, sino por el significado de poder ver en un solo lugar la obra de diseño del artista universal.

“Hace unos años, el propio Toledo estuvo muy pendiente en la preparación de esta exposición para el Museo Nacional de las Culturas Populares en la Ciudad de México. Ahora publicaremos un catálogo donde recopilamos toda la obra de esta exposición y además, una entrevista que le realicé cuando preparaba esta exposición, para el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, en el año 2018, que se tituló Toledo/CaSa”. 

Exhiben más de 70 piezas

Una parte de lo que ahora verá el público en España fue exhibido hace tres años en el IAGO, después en Puebla y en el 2019 en la Ciudad de México, aunque esta exposición fue más completa, ya que se exhibieron más de 700 piezas y ya con el título “Toledo ve”.

La trascendencia del espíritu de diseñador que caracterizó al artista, hoy es tangible en baldosas, herrería, cerámica, vidrio, joyería, bordados y otras piezas, legado que el artista dejó a varios talleres en Oaxaca y que ahora podrán ser admirados por el público español, luego de dos décadas. Daniel Brena recuerda que fue hace 20 años que Toledo se exhibió en el Museo Reina Sofía.

“En la entrevista que le hice habla de su interés en el diseño, del origen de ese interés, de su asombro con la arquitectura oaxaqueña, las baldosas, las rejas, las esculturas  y demás. Aunque la mayor parte de su carrera artística estuvo más enfocada a obras únicas y múltiples en términos de grabado, considero que Toledo retomó la parte de diseño con el taller de papel, para el que no sólo creó libretas, papalotes, sino que invitó a otros artistas a colaborar para hacer diseños reproducibles y para que se modernizaran”. Todo este legado ahora pueden reproducir los talleres con los que trabajó el creador.  

Brena confía en que esta exposición será muy bien recibida en la Casa de México en España. Esta exhibición será presentada en conjunto con la asociación civil Amigos del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca y del Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo.

“Con una superficie de más de 700 metros cuadrados se despliega una gran muestra del trabajo de uno de los artistas más reconocidos y con proyección internacional del arte contemporáneo mexicano”, adelantó.

“Toledo Ve” es una muestra que reúne más de 600 piezas que van desde objetos utilitarios y decorativos que revelan experiencias personales del artista, hasta intervenciones de espacios que responden a acontecimientos sociales del país.

En palabras del propio Toledo, en sus últimas entrevistas

En una de sus últimas entrevistas, el artista comentó que aprendió de diseño gracias a sus visitas en los mercados de Oaxaca. Recordó también, que su abuelo Benjamín, para hacer zapatos tenía agujas y leznas. Su abuelo Gil, quien mataba cochinos, tenía balanzas, porque el chicharrón que vendía lo pesaba en balanzas romanas que estaban hechas en su pueblo. 

“Fueron mis primeras lecciones de estética, pero también recuerdo los instrumentos que utilizaban mis abuelos en su trabajo. Eran objetos que me llamaban la atención, así como la caja donde la abuela guardaba el dinero cuando estaba en el mercado vendiendo; a ella se le llenaban las manos de grasa, entonces cuando cobraba, se limpiaba en su caja, esa caja estaba tan impregnada de grasa que tenía un brillo muy especial, me llamaba la atención el acabado que era una maravilla”, comentó Francisco Toledo, en el año 2019.

La muestra explora y subvierte los límites entre arte, artesanía y diseño. En las obras se aprecia una amplia variedad de técnicas y materiales que van desde el dibujo y el grabado, hasta la acción comunitaria. En la gráfica intervenida y la elaboración de objetos, se puede identificar piel, plata, textiles, vidrio y fibras naturales, entre otros, trabajados siempre con un enorme respeto a la naturaleza.

Técnicas y temáticas

Francisco Toledo trabajó con diversos proyectos colaborativos dirigidos a diversos sectores de la sociedad e inspirados en diversas técnicas y temáticas. En esta sede las dividieron en: “Infantil”, en la que los visitantes apreciarán dibujos que han ilustrado cuentos, portadas de libros, discos y materiales didácticos en un espacio lleno de color dedicado a los pequeños.

Joyería: Toledo ha diseñado piezas de joyería con materiales que van desde radiografías hasta piel, cuero y oro, y que está inspirada en la fauna local del Istmo de Tehuantepec, con animales como cangrejos, monos, peces, chapulines o saltamontes, perros y lagartos.

Talleres artesanales: Los visitantes podrán identificar el trabajo que el artista desarrolló con distintos talleres artesanales, como los tapices realizados en el Taller de Afelpado del Centro de las Artes de San Agustín (CaSa) y los diseños de azulejo hidráulico elaborados por el Taller Arte y Decoración. 

Azulejo hidráulico: El artista realizó diseños con este material e invitó a más artistas a proponer los suyos y así reactivar esta técnica artesanal, los cuales se pueden apreciar en la exposición. También se incluyen obras donde se ve el compromiso que el maestro Toledo tenía con distintas causas sociales, una de ellas la defensa del maíz nativo.

Toledo constituye una gran oportunidad para el público español de admirar y vivir la obra de Francisco Toledo. El título de la exposición es una invitación a compartir la mirada del artista. La manera en la que vio el mundo nos permite aproximarnos a su singular universo creativo.

Francisco Toledo murió en la capital de su estado natal, Oaxaca, el 5 de septiembre de 2019, sólo dos meses después de la inauguración de esta exposición en la Ciudad de México.