Toman medidas por seguridad en fraccionamiento de Juchitán; dividen opiniones

JUCHITÁN, Oaxaca.- La construcción de un cercado en el Fraccionamiento Reforma, ubicado en el sector norte de la ciudad, ha generado opiniones encontradas, pues mientras los residentes del lugar aseguran que esto les dará más seguridad, otras personas lamentan que se estén cerrando los espacios públicos.

Las muestras de inconformidad se hicieron patente en los comentarios a través de las redes sociales, donde deportistas y algunos vecinos del fraccionamiento piden que se detenga la construcción de esta obra, que limitará el uso del espacio deportivo y de esparcimiento que hay en ese lugar.

De acuerdo con uno de los residentes del lugar y ex integrante de la mesa directiva, Hugo Ramos Cinco, debido a los asaltos a los domiciliarios y a la falta de vigilancia por parte de las autoridades municipales, se organizaron y tomaron sus propias medidas y con recursos propios.

Con eso construyeron un módulo de seguridad en el acceso principal, donde se revisa quiénes ingresan al fraccionamiento y se prohíbe el ingreso de mototaxis.

“Los residentes tenemos un tarjetón de identificación; los visitantes deben de identificarse y decir a dónde se dirigen; si se niegan a dar esta información, simplemente no los dejan entrar”.

Sobre la molestia de las personas que utilizan el área deportiva, los aparatos ejercitadores o las mesas que hay en el lugar, dijo que no hay problema pues estará abierto el paso; lo que se busca es evitar el ingreso de personas que pretendan causar daños.

“Se van a colocar vallas metálicas y habrá puertas de acceso para quienes quieran entrar caminando a las áreas deportivas o a los negocios y servicios que hay en esa zona. Solamente se busca que exista mayor vigilancia”, reiteró.

Por último, dijo que el área de recreo para los menores de edad estará más segura, pues a escasos dos metros está la carretera por donde pasan vehículos a gran velocidad; y con el cerco perimetral, los padres podrán estar más tranquilos.