Dicen “no” al regreso a clases, maestros y padres de familia en Chiapas

Daniela Grajales Daniela Grajales

A pesar de que, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud a nivel nacional, anunció, que el próximo martes 20 de abril iniciará la vacunación para maestros y todo el personal educativo público y privado en todo el país, los padres de familia manifestaron que es un riesgo latente, el exponer a sus hijos, pues creen que todavía no están listos, ya que los estudiantes seguirán desprotegidos, ya que el vacunar al sector docente no asegura que se eviten los contagios.

Erick Bolaños, padre de familia, asegura que hasta ahora la mejor manera de evitar los contagios es continuar con las clases a distancia.

“Yo veo bien que los vacunen, pero para clases presenciales, yo no mandaría a mi hijo, en mi opinión, porque debe estar toda la población vacunada y erradicada de ese problema”.

Se pretende que esta etapa de vacunación se ejecute del 20 al 27 de abril, con la vacuna de una sola aplicación Cansino.

No obstante, encontramos a quienes están a favor de que sus hijos retornen a las aulas con todas las medidas sanitarias, porque ha sido difícil el proceso de enseñanza por medio de las clases en línea.

Por otra parte, se encuentran los docentes, que desconocen el esquema de vacunación, hasta el momento no han recibido ninguna información por parte de la Secretaría de Educación, sin embargo, dicen no estar preparados, ya que no cuentan con los insumos necesarios para que el regreso sea seguro, lo que quiere decir que no han sido dotados de insumos, (gel antibacterial, tapetes y sanitizantes); Jorge Hernández, docente de una comunidad donde los alumnos no cuentan con los medios para  continuar estudiando en línea, menciona que las autoridades afirmaron que les dotarán de todas las medidas para que reanudaran la educación presencial, pero hasta ahora no han visto clara esta situación.

Argumenta que, durante las mesas de trabajo con sus compañeros, muchos de ellos no quieren regresar a las aulas, ya que padecen de enfermedades, que los vuelven vulnerables, y otros más han propuesto estrategias para que los grupos no sean numerosos, pero al igual nada garantiza que los estudiantes no se vayan a contagiar.

La pandemia de COVID-19 ha dejado ver muchas carencias y también un desafío para las madres y padres solteros, quien no tienen con quien dejar a los pequeños, las “escuelas estancias”,han abierto sus puertas, quizás sea la prueba piloto para las demás escuelas que retornarán a clases el próximo 15 de mayo.