Crece tensión en San Mateo del Mar, convocan a asamblea para revocar mandato al edil

JUCHITÁN, Oaxaca.- La convocatoria de las autoridades comunitarias a una asamblea para revocar el mandato del presidente municipal, Bernardino Ponce Hinojosa y su cabildo en San Mateo del Mar podría revivir el conflicto postelectoral cuyo último enfrentamiento, en junio del año pasado, tuvo como saldo de 15 personas masacradas en la localidad de Huazantlán del Río, en donde desde hace 10 meses claman por justicia. 

Aunque las autoridades comunitarias son mayoría en la cabecera municipal del pueblo ikoots, en otras agencias apoyan al actual edil que despachaba precisamente en Huazantlan del Río, agencia en donde todavía permanecen colocadas  las barricadas escenario de los enfrentamientos entre ambos grupos.

La asamblea de revocación de mandato está programada para efectuarse el domingo 18 de abril a cargo de las autoridades comunitarias que alegan ingobernabilidad del Ayuntamiento legalmente constituido que no gobierna ni visita las  comunidades.

Denunciaron que el presidente municipal ha desviado los recursos municipales de los Ramo 28 y 33, fondo III y IV del ejercicio fiscal 2020, ya que no ha habido obras de beneficio social; además, derivado de este conflicto postelectoral existe la duplicidad de autoridades en diversas comunidades, unas apoyadas por las autoridades de la cabecera y otras avaladas por el Ayuntamiento.

Sistemas normativos 

El propósito de la asamblea del domingo, convocada por la Alcaldía de San Mateo del Mar y el “Consejo municipal para la Terminación Anticipada” es concluir con el gobierno de Bernardino Ponce Hinojosa y constituir una administración municipal que gobierne por un año.

San Mateo del Mar se rige por Sistema Normativo Interno. 

Aunque argumentaron que la revocación del mandato y elección de nuevas autoridades es con base a su derecho a la libre determinación y autonomía, reconocido en la Constitución federal y local y convenios internacionales que ha firmado el Estado mexicano, no solicitaron la intervención de autoridades electorales para verificar que efectivamente en dicha asamblea estará representada la totalidad de las comunidades y no sólo la población de la cabecera municipal.

El conflicto postelectoral por el control de los recursos millonarios etiquetados para este municipio ikoots llevó a la inconformidad de parte de la población, principalmente de la cabecera, por considerar que la última elección no se dio bajo el espíritu comunitario y ancestral sino inclinado hacia la forma de partidos políticos y sus vicios, tales como la compra de conciencias.

El asesinato de 15 personas se dio en medio de la añeja disputa por el poder y la administración de los recursos. Por la pandemia cuando se colocaron barricadas para impedir la movilidad de personas, a una asamblea acudían pobladores de la cabecera cuando fueron emboscados en la barricada ubicada en Huazantlán del Río dejando varios heridos, horas después de este ataque se dio el linchamiento de 15 ciudadanos de esta agencia.