Francisco Xavier Mina, el libertario

El joven guerrillero español, Francisco Xavier Mina, nació en Otano, Navarra, España, el 1 de julio de 1789. Durante la guerra de independencia que España mantuvo con Francia, como consecuencia de la invasión napoleónica, nuestro héroe armó una fuerza guerrillera y luchó contra los invasores de su patria, hasta caer prisionero del imperio galo.

Después de sufrir prisiones y exilio, Mina se radica en Londres donde conoció al patriota liberal, don Servando Teresa de Mier. El augusto independentista mexicano, con su poderoso verbo humanista y emancipador, reforzó en Mina su espíritu liberal y justiciero, y lo convenció de viajar a México para plegarse a la causa de la libertad, ayudar al Ejército Insurgente y apoyar al gobierno surgido del Congreso de Chilpancingo.

Antes de embarcarse rumbo a México, Francisco X. Mina viajó a Haití, donde recibió apoyo de esa república independiente, a través de su presidente, el general Pietón y tuvo una entrevista con el libertador Simón Bolívar.

Ya convencido de su nuevo derrotero, Mina pertrechó al bergantín "Caledonia", que había sido construido para transportar esclavos negros, con voluntarios y armamento, y partió del puerto de Liverpool el 15 de mayo de 1816; entre otros, venía acompañado por fray Servando y oficiales españoles, italianos e ingleses.

Luego de una corta estadía en los Estados Unidos, donde recibió apoyo de exiliados hispanoamericanos liberales, la expedición arribó a nuestras costas el 15 de abril de 1817. El general Mina, grado conquistado en España, tenía 27 años cuando desembarcó en Soto la Marina, en el actual Estado de Tamaulipas. Allí lanzó una primera arenga, hermosamente libertaria y cordial con la causa de la independencia mexicana:

“(…) es indispensable que todos los pueblos donde se habla castellano aprendan a ser libres, a conocer y practicar sus derechos… La patria no está circunscripta al lugar en que hemos nacido sino, más propiamente, al que pone a cubierto nuestros derechos personales”.

“Americanos: he aquí los principios que me han decidido a unirme a vosotros… permitidme participar de vuestras gloriosas tareas, aceptad la cooperación de mis pequeños esfuerzos a favor de vuestra noble empresa… contadme entre vuestros compatriotas”.

Después de un revés inicial, consiguió una serie de victorias que fortalecieron su partida: Mina consideró que debía conquistar una ciudad importante para difundir la causa independentista; entonces atacó Guanajuato, pero fue rechazado por los realistas. Al ser derrotado, Mina huyó al Rancho del Venadito, pero el cura de Silao lo denunció y fue apresado el 27 de octubre.

El 11 de noviembre de 1817, fue llevado al Cerro del Bellaco o Cerro del Borrego, donde lo fusilaron por la espalda, por haber “traicionado” al reino de España. Antes de morir, pidió a los soldados que sus disparos fueran certeros y no le causaran sufrimientos innecesarios. Tenía solo 28 años. Francisco Xavier Mina, jamás se arrepintió de sus principios, ni de su activismo, como tampoco de sus acciones militares.

Siempre fue un joven idealista que peleó por su patria, en contra de todo régimen opresor y siempre a favor de la libertad.

México lo honró al enterrar sus restos mortales en el altar mayor de la catedral de México, junto con Hidalgo, Morelos, Allende y otros patriotas. Desde el 15 de septiembre de 1910, sus restos descansan en la Columna de la Independencia.

CIENCIA A LA MANO

Los humanos y las constelaciones

María Pino

* ¿Por qué elegimos grupos particulares de estrellas?

Las constelaciones, trazos imaginarios que unen estrellas para formar figuras, han sido desde los tiempos de las civilizaciones más antiguas, pilares importantes en la construcción social y científica del mundo.

Navegantes y viajeros han sido guiados en su camino por estos brillantes astros; incluso hoy, cualquier observador de la bóveda celeste puede saber con certeza cuál es la Osa Mayor.

Aunque podría parecer que estas agrupaciones son completamente arbitrarias, este mes, un grupo de científicos ha revelado que es totalmente lo opuesto. 

Para replicar cómo los humanos perciben el cielo nocturno, el grupo de investigadores ideó una simulación que ejecutaba las distintas maneras en las que el ojo humano puede observar el cielo. Resulta que nuestros ojos tienden a moverse en pequeños saltos discretos llamados movimientos sacádicos; estos movimientos permiten que los humanos no veamos imágenes estáticas, por el contrario, nuestros ojos se mueven a través del panorama, buscando las partes interesantes de la escena y construyendo así un mapa mental referente a ella, como si nuestros ojos “brincaran” de un punto de interés a otro.

Al mirar el cielo, los puntos de interés suelen ser las magnitudes aparentes de las estrellas, es decir, qué tan grandes o pequeñas se ven, cuánto brillan y los ángulos que forman entre ellas.

Con esta información, los científicos crearon una simulación que incluía la distribución de los movimientos sacádicos o “saltos del ojo” y una noche estrellada vista desde la Tierra. ¿Puedes imaginar el resultado?

¡La simulación generó grupos de estrellas que coinciden con 88 constelaciones modernas!

Este experimento explica también por qué diversas culturas conectaban agrupaciones similares de estrellas, que es un buen indicio a que hay algunos aspectos fundamentales del aprendizaje humano, que influyen en la forma en que organizamos la información.

MEMENTO

15 de abril de 1817: Desembarca en Soto la Marina, hoy Tamaulipas, Francisco Xavier Mina, liberal español que luchó por la Independencia de México.

15 de abril de 1851: Muere en la Ciudad de México, don Andrés Quintana Roo.

16 de abril de 1838: Comienza la guerra de intervención de Francia contra México, conocida como la “Guerra de los Pasteles”.

17 de abril de 1695: Muere Sor Juana Inés de la Cruz, gran exponente del Siglo de Oro de la literatura en español.

17 de abril de 1995: Muere Benita Galeana (1907-1995), activista política, defensora de los derechos de los trabajadores y de las mujeres. En su memoria se crea, en 1998, la Coordinadora de Mujeres Benita Galeana.

17 de abril de 2014: Muere en la Ciudad de México, el gran escritor Gabriel García Márquez, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1982.

18 de abril de 1916: Se expide el manifiesto a la Nación y Programa de Reformas Político Sociales de la Revolución, aprobado por la Soberana Convención Revolucionaria.

19 de abril de 1998: Muere Octavio Paz, primer escritor mexicano condecorado con el Premio Nobel de Literatura.

20 de abril de 1813: José María Morelos, al mando de las fuerzas insurgentes, toma el puerto de Acapulco y el Fuerte de San Diego.

21 de abril de 1836: Santa Anna es derrotado en la Batalla de San Jacinto y se pierde el territorio de Texas.

21 de abril de 1914: Aniversario de la gesta heroica de la Defensa del puerto de Veracruz.

CONTACTO:

[email protected]