Retiran vigilancia militar y de agentes de migración en la Frontera Sur de Chiapas

Sergio García Sergio García

Tapachula.- El gobierno de México, retiró a decenas de tropas militares y agentes de migración de la franja fronteriza de México y Guatemala, el cual pretendía frenar la migración irregular y las actividades no esenciales.

En Suchiate, se pudo observar a unos cuantos efectivos de agentes de migración, personal de marina, del ejército mexicano, sin realizar revisión de documentos.

Estos operativos únicamente se hacen cuando se anuncia la salida de alguna caravana de migrantes, los cuales permanecen unos días y luego retiran a los agentes de migración que terminan su comisión para regresar a sus lugares de origen.

Tal y como ocurrió en Suchiate, donde fueron desplegados 80 elementos de migración que fueron distribuidos en los diez pasos irregulares para no permitir el acceso a la población migrante de Guatemala que es el grueso que cruza en las balsas hechizas de madera y llantas de tractor.

Al respecto, el consultor empresarial, Valentín Cinco de la Cruz, expresó que en los tres niveles de gobierno sucede que nunca han hecho como en otros países una frontera como debe ser que reúna todas las características de seguridad tanto para los migrantes y los nacionales.

“En realidad siempre nos han dicho que mandan a personal militar para cubrir nuestra porosa Frontera Sur con bastante afluencia de migrantes legales e ilegales que pasan por el río o caminos de extravió que existen en el Sur de México”.

Cuestionado sobre el anuncio de envió de tropas militares a la Frontera Sur por los gobiernos de Honduras, Guatemala y México, explicó que los gobiernos siempre van a decir que van a enviar elementos para la detección de migración de Centroamérica y Sudamérica, pero cuando mucho los que mandan son unos mil 500 a 2000 elementos a una frontera tan grande y porosa con cientos de pasos informales en los límites de México y Guatemala que es grande.

Añadió que otros países tienen sistemas de control migratorio con un proceso administrativo para intervenir en el tema de la migración. Por lo que dijo que debe México, capacitar al personal de migración para poder hacer esa labor de la atención migratoria

Desde el pasado 19 de marzo, las autoridades federales habían anunciado la restricción de las actividades terrestres en el Norte y en el Sur, por ello, se desplegaron cientos de elementos de fuerzas federales y personal de migración que llegaron hasta la Frontera Sur para detener los miles de migrantes y extranjeros con la idea de contener los contagios de la pandemia de la COVID-19.

Los cientos de migrantes, han aprovechado la ausencia de la vigilancia para cruzar el río Suchiate e integrarse a la zona de México y avanzar hasta la ciudad de Tapachula.

Durante el inicio del periodo vacacional de Semana Santa, el personal migratorio que realizaba la restricción de guatemaltecos que buscaban ingresar a México sin documentos que les permitieran comprobar su estancia legal en el país.

Únicamente en el tramo carretero Ciudad Hidalgo-Tapachula y Talismán-Tuxtla Chico, se tienen establecidos tres retenes establecidos por dos agentes de migración y personal de la Guardia Nacional.

Por lugares de extravió y donde no llega la vigilancia de las fuerzas mexicanas y de migración, se continúa pasando el flujo migratorio para llegar hasta Tapachula.

Además, en los puntos irregulares donde está vigilado por las autoridades, los migrantes haitianos circulan y transitan hasta llegar a Tapachula.

En las últimas horas, el personal de migración, ha asegurado a migrantes haitianos que viajan en el sistema de transporte público, los cuales son asegurados y llevados hasta la Estación Migratoria Siglo 21.

El INM en Chiapas, cuenta con 474 personas migrantes de diferentes nacionalidades alojados al interior de la Estación Migratoria Siglo 21 en espera de determinar su situación migratoria.