Estudiantes normalistas golpean con palos, tubos y piedras a reporteros en Oaxaca

Alumnos aglutinados en la Coordinadora Estudiantil Normalista del Estado de Oaxaca (CENEO) agredieron ayer pasado el mediodía a una decena de reporteros de diferentes medios de comunicación en las afueras de las antiguas oficinas del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), durante su bloqueo a la Carretera Internacional 190 Cristóbal Colón, en jurisdicción de Santa Lucía del Camino.

Entre el estallido de cohetones, los estudiantes golpearon con palos, tubos, varillas y piedras a los trabajadores de la información cuando daban cobertura a los destrozos que causaban en el interior de las instalaciones.

Los reporteros intentaron alejarse para escapar del ataque, pero fueron embestidos por la espalda y por los lados, ante la superioridad de los normalistas.

Incluso, algunos fueron rociados aparentemente con folidol, un insecticida utilizado para el control de plagas en cultivos agrícolas.

Edwin Hernández, Álvaro López, Javier Santiago y Nemesio Méndez, fueron los trabajadores de la información más golpeados por los normalistas.

Además, durante la agresión, los estudiantes se apropiaron de un teléfono celular y de un transmisor de uno de los trabajadores de la información, así como provocaron daños en una cámara y en dos lentes fotográficos.

 

A pesar del llamado de los trabajadores de los medios de comunicación, ninguna corporación policíaca acudió al lugar para ofrecer el auxilio.

Después del ataque, los normalistas encapsularon a los reporteros cerca de un hotel y posteriormente en inmediaciones de un cajero de Banjército, para impedir que dieran cobertura a la destrucción que hacían en las antiguas oficinas del IEEPO.

Posteriormente, incendiaron con bombas molotov el mobiliario y la papelería que sustrajeron de las instalaciones, sobre la Carretera Internacional 190 Cristóbal Colón.

Durante el bloqueo, los estudiantes también retuvieron una decena de vehículos distribuidores de productos de diferentes empresas transnacionales que pasaban por el lugar.

Antes, por la mañana, los normalistas se apropiaron de varios autobuses del servicio urbano de pasaje en las inmediaciones de la fuente de Las Ocho Regiones, para después desplazarse a las antiguas oficinas del IEEPO.

En algunas de las unidades, los estudiantes trasladaron bidones con gasolina, estopa y los cohetones que utilizaron durante sus acciones.

Cerca de las 16:00 horas, personal de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca arribó al lugar para ser testigo de los hechos y tomar la declaración de algunos reporteros afectados.

Sin embargo, pese a los diversos llamados de apoyo, ni la policía municipal de Santa Lucía del Camino, ni la Policía Estatal, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública, arribaron al lugar.

Elementos de la Guardia Nacional solo pasaron, sin detener la marcha, por la zona de manifestación.