Crear nuevas estrategias tecnológicas para zonas marginadas, pide docente

Selene ÁlvarezSelene Álvarez

La situación actual ante la pandemia del COVID-19 dejó ver la situación crítica de muchas escuelas en zonas marginadas, puesto que no cuentan con servicio de internet o cable, lo que dificulto el aprendizaje de los alumnos luego de que se anunciara las clases a distancia.

Faustino Martínez Díaz, docente de la Sección 7 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTE), remarcó que lejos de pensar en un regreso a clases deberían apuntalarse las estrategias con servicios de internet y televisión en las escuelas más apartadas.

“Los lugares como Ocosingo, Yajalón Altamirano o la Frontera Sur, la Sierra Madre, tienen dificultades para conectarse y eso que ellos están en las cabeceras, ahora los que están en las comunidades, pocos han sido los maestros que han podido asumir de manera responsable, ya sea con cuadernillos pero son muy pocos”.

Remarcó que incluso en la capital chiapaneca, cuando se les pide a los alumnos que se conecten únicamente ingresan siete, el resto no cuenta con los servicios para conectarse y seguir su aprendizaje.

Martínez Díaz, señaló que el servicio educativo presencial deberá darse hasta que exista certeza de que no habrá un repunte de casos dentro de las mismas instituciones y esto será cuando hayan quedado todos inmunizados, lo cual llevará incluso hasta un año más.

“Estamos en Semáforo Verde, pero en realidad ¿Garantiza el estado el Semáforo Verde, que los muchachos regresen al servicio educativo?, yo diría que no, porque estamos viendo como estados que están regresando a los Semáforos Naranja o Rojo”.