¿Quieres ahorrar en tiempos de pandemia? Aquí te decimos cómo

Se puede con buena administración
El Heraldo de MéxicoEl Heraldo de México

Requieres hacer un presupuesto para tener el control de tus gastos, identificar los innecesarios y conocer tus posibilidades de ahorro.

Es importante mantener sanas las finanzas personales, ya sea para evitar deudas o ahorrar, aún a pesar de la crisis económica generada por la pandemia. Si uno de tus propósitos es ahorrar para comprar casa u otro bien, pero no sabes por dónde comenzar, aquí te damos unos tips los cuales incluyen a la llamada generación millenials, los nacidos entre 1981 y 1999.

Alista un presupuesto
Es importante entender que el presupuesto, según explica en su portal la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), sirve para tener el control de tus gastos, identificar los innecesarios, conocer tus posibilidades de ahorro para lograr tus objetivos y saber tu capacidad de pago para evitar contraer deudas que no puedes pagar.

Primero debes identificar tus ingresos económicos, es decir, tu salario, ganancias o cualquier entrada de dinero que tengas en el mes. En una columna aparte anota todos lo que gastas. La Condusef sugiere que además lo dividas en varios apartados como vivienda, alimentación, salud y diversión, entre otros, sin olvidar los gastos pequeños como comidas y combustible, o en su caso, traslados al trabajo.

Resta el total de gastos a tus ingresos y obtendrás tu balance mensual. En tres o cuatro meses podrás darte cuenta de si tienes gastos innecesarios y qué porcentaje puedes destinar mensualmente al ahorro.

Metas realistas
Ciertamente el ahorro es un tópico casi siempre pesimista, ya que, aunque existe compromiso y se cuenta con un objetivo, éste es casi siempre imposible de ejecutar.

Muchas veces terminas gastando lo que ya has ahorrado en contingencias, impulsos de consumo o proyectos cuyo gasto subestimaste, como unas vacaciones. Independientemente de tu sueldo, lo ideal es que destines el 20 por ciento de lo que ganas para ahorrar.

Ahora bien, debes tener claro cuál es la cantidad que debes tener reunida en tres o seis meses y cuál será el total al final del año. Puedes abrir una cuenta de ahorro en el banco e incluso, algunas instituciones financieras te permiten hacer apartados del sueldo que recibes.

Deudas y gastos hormiga
El manejar una tarjeta de crédito te permite generar historial crediticio. Esto te traerá beneficios al momento de solicitar un crédito para la compra de un auto o una hipoteca. No obstante, una tarjeta de crédito no es una extensión de tu dinero, pues al final tienes que cubrir gastos como anualidades, intereses o comisiones por transacciones.

Para finalizar, la Condusef recomienda que antes de elegir una tarjeta de crédito verifiques las tasas de interés que debes pagar en caso de que no liquides el saldo de tus compras cada mes o si te pasas de la fecha límite, por lo que es importante considerar el Costo Anual Total (CAT) y la anualidad de la tarjeta.