Advierten relajamiento de medidas sanitarias en Salina Cruz, Oaxaca

SALINA CRUZ, Oaxaca.- Luego de la confirmación del cambio de Oaxaca a semáforo verde del 12 al 25 de abril, la población porteña asumió el anuncio con mayor relajamiento, a pesar de las advertencias de no bajar la guardia.

A los salinacrucenses les tomó por sorpresa la decisión del gobierno federal, pues aunque los contagios y defunciones han ido disminuyendo, presumen que las estadísticas no son del todo confiables.

Ayer, cientos de personas se aglomeraron en los principales mercados y plazas públicas, tales como el mercado Ignacio Zaragoza y el mercado Sobre Ruedas, hasta donde acudieron para adquirir principalmente alimentos.

Sin atender medidas

"Al parecer, la población sí tomó con ligereza la semaforización de COVID-19 en rojo, naranja y amarillo, qué se puede esperar para el verde que ahora nos toca, si antes no había mayores prevenciones de parte de algunos, con esto solo viene a causar más preocupación", dijo Yolanda Morales, vecina de la colonia San Juan.

"De por sí no se respetaron los indicadores durante casi un año y yo no veo, la verdad, que se haya detenido el contagio de coronavirus; más bien es porque la gente ya no va a las clínicas y hospitales del IMSS, ISSSTE, Hospital Naval, Hospital de Pemex y del Sector Salud, por eso no se alcanza a visualizar la totalidad de los contagios", opinó la ciudadana.

Por su parte, Isabel, vecina de la colonia 1 de Mayo, indicó que con esto se abrirá toda clase de negocios y de espacios públicos de toda índole, como escuelas y oficinas de gobierno, lo cual puede provocar una nueva ola de contagios si no se supervisan las actividades de toda este gente que comenzará a realizar sus actividades casi con normalidad.

La mujer recalcó que es riesgoso reanudar actividades "así como así", aunque la verdad la gente ya no respetaba las medidas, lo vimos en Semana Santa, donde los días que no hubo evento norte, los visitantes atiborraron las playas de esta ciudad y cabe la posibilidad de que se den más contagios en estos días, he leído, dijo.

Sin vacunas

Dudan del semáforo en verde, pues no se han aplicado vacunas a diversos sectores.

En ese contexto, el médico Jorge Elías de la Cruz Castillo indicó que le causa más dudas que certeza el hecho de que el gobierno federal haya cambiado el semáforo amarillo a verde, hay sectores de la población que no han recibido la vacuna dijo, como por ejemplo personal administrativo de los centros de salud, adultos mayores y docentes.

Luego de que se aplique la vacuna, hay que esperar entre dos o tres semanas para que el organismo comience a generar anticuerpos, y aquí en la región del Istmo no se ha vacunado a parte de los sectores que mencioné antes, dijo el funcionario estatal.

En días pasados hubo ligeros incrementos en los contagios de COVID-19 en Salina Cruz y Juchitán, advirtió.

No es el momento de relajar las medidas, por el contrario, hay que reforzar éstas y es que no se puede reanudar labores académicas y laborales por el momento; todavía hay grupos vulnerables que no han sido vacunados.