Bajo el lema “La playa no es cenicero”, recolectan colillas en Puerto Escondido, Oaxaca

PUERTO ESCONDIDO, Oaxaca.- Con el lema “La playa no es cenicero”, prestadores de servicios turísticos, restauranteros, instructores de surf y locatarios de distintas playas de este destino, iniciaron hace más de un mes, una campaña de recolección de colillas de cigarro, que son los residuos sólidos más contaminantes de las playas y el mar.

Se trata de una iniciativa ciudadana que busca promover soluciones adecuadas al manejo de residuos altamente contaminantes en playas y son representados por la bióloga Lucía Castellanos. Esta propuesta resulta necesaria, observó el prestador de servicios turísticos de Carrizalillo, Carlos Ponche, ya que con el arribo de turistas durante la temporada, se notó el alto consumo de cigarros y se encontraron más colillas.

Explicó que en esta bahía, que tiene menos de 80 metros de extensión, se instalaron cuatro botes con capacidad para contener hasta 350 colillas y a la fecha han completado dos.

“Ahorita que fue temporada vacacional, sí se ve mucho más el alto consumo de cigarros y de basura de este tipo; ya se llenaron dos botes en, que te gusta, tres semanas, son aproximadamente de cuatro litros de agua; estamos hablando que le caben alrededor de 300 a 350 colillas de cigarros a cada uno”, indicó el prestador con cerca de 30 años en el rubro. 

Dijo que los residuos son entregados a la bióloga para ser procesados de manera especial para reciclarlos: “Luci, que también es la iniciadora de este proyecto, nos comentaba que se reciclan, tienen un proceso de deshidratarlas, de quitarles toda la nicotina que queda, para después hacer productos de las mismas colillas, tiene la intención de hacer unas bancas”.

El touroperador mencionó que para ellos, el objetivo principal es mantener limpio el lugar de trabajo, ya que resaltó, una colilla llega a contaminar 30 centímetros de arena y en el agua hasta 200 litros.

“Es más que nada, proteger el lugar donde estamos trabajando y protegiendo todo lo que está en el agua todavía; una colilla en la arena te afecta 30 centímetros de circunferencia; en el agua te está afectando hasta 200 litros de agua”, resaltó.

Esta iniciativa se replica en Puerto Angelito, Manzanillo y La Punta de Zicatela, con buena aceptación de prestadores turísticos y restauranteros, quienes han solicitado la instalación de más contenedores y algunos lucen playeras con el eslogan de esta noble campaña para que no pase desapercibida.