En desarrollo, nanovacuna mexicana contra la COVID-19 con tecnología única en el mundo

AFPAFP

Una vez que se obtenga la inversión, agregó el experto en Ciencias Biomédicas, viene la fase de escalamiento, en la que se puede producir la vacuna a gran escala y que esté disponible para la población.

Un equipo de científicos mexicanos, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), desarrolla una nanovacuna contra la COVID-19, de aplicación nasal, con tecnología única en el mundo.

“Somos los únicos utilizando nanopartículas para incorporar antígenos en ellas. Generamos una vacuna con nanopartículas del tamaño de un virus, pero no es un virus, solo engaña al sistema inmune para hacerle creer que se trata del SARS-CoV-2 (causante de la COVID-19)”, explicó a Xinhua el líder del proyecto, Luis Alfonso Vaca Domínguez.

De acuerdo con el experto, la nanovacuna no tiene ningún componente que pudiera afectar al organismo y no posee ácidos nucleicos, es decir, material genético del virus real (SARS-CoV-2).

“Esta tecnología tiene muchas ventajas contra las tradicionales, pues las partículas que contiene son termoestables, es decir, que no requieren de refrigeración y se conservan en buen estado hasta por dos años”, comentó Vaca Domínguez.

Las nanopartículas, detalló el investigador, lo que hacen es formar un cristal de proteína y los cristales son estructuras muy rígidas, muy resistentes a las temperaturas o al daño por enzimas, que es lo que destruye a las vacunas.

Otra de las ventajas del biológico es que se ha ensayado como una inmunización nasal, por lo que no se tiene que gastar en suministros médicos y su aplicación es menos agresiva con el organismo.

“Esta vacuna sería como un espray que se aplica en la nariz (en dos dosis) y, al completar el cuadro, hemos encontrado anticuerpos que reconocen al virus y que pueden ser neutralizantes”, sostuvo.

Además, el doctor aseguró que la sustancia es segura debido a que no se ha registrado ningún tipo de reacción secundaria, pues la vacuna, que continúa su desarrollo en el Instituto de Fisiología Celular de la UNAM, no contiene ningún adyuvante y no produce inflamación.

“Los estudios que tenemos indican que tendríamos que aplicar dos inmunizaciones con una semana de separación. Entonces, se aplicaría mediante un atomizador que serviría en ambas ocasiones”, explicó.

En lo que se refiere al costo, la sustancia es un 70 por ciento más económica, en comparación con las que ya se encuentran en el mercado.

Asimismo, el experto dijo que la producción de una vacuna tiene varios pasos, desde que empieza a nivel experimental hasta que se distribuye en farmacias.

En el proceso, se debe obtener un registro sanitario y demostrar que la vacuna es eficiente y no causa ningún daño.

Sin embargo, para lograr que el inmunizante salga a la venta, los investigadores de la UNAM buscan recursos para obtener los registros sanitarios de forma rápida.

“No contamos con los recursos para poder continuar con los ensayos clínicos, para lo que se requiere de una inversión millonaria, pero que vale la pena en este caso”, aseguró Vaca Domínguez.

Una vez que se obtenga la inversión, agregó el experto en Ciencias Biomédicas, viene la fase de escalamiento, en la que se puede producir la vacuna a gran escala y que esté disponible para la población.

De acuerdo con el último reporte de la Secretaría (ministerio) de Salud, México registró 203,210 fallecimientos y 2,238,887 casos confirmados por COVID-19.

 Tendría México en este 2021 su propia vacuna

Por otra parte, el secretario de Salud, Jorge Alcocer aseguró que México podría tener antes de que termine este 2021 su propia vacuna contra el COVID-19, ya que se cuenta, según añadió, con un avance en su desarrollo e investigación.

Durante la inauguración virtual de la primera reunión ordinaria del Consejo Nacional de Salud (Conasa), un evento en el que se encontraban presentes los secretario de Salud de las 32 entidades del país, Alcocer Varela aplaudió y reconoció el trabajo de los investigadores que, indicó, desarrollan las vacunas con seguridad, eficiencia y eficacia.

“Si bien todos los países han tomado medidas particulares enérgicas para contener que el virus se propague a través de mejores diagnósticos y algunos tratamientos que asoman ser útiles, las vacunas mejorarán la inmunidad y contendrán la propagación de la enfermedad”, apuntó el funcionario federal, haciendo hincapié en que la vacunación es una de las herramientas esenciales para mitigar la pandemia del COVID-19 y solucionar la crisis económica que de esta ha derivado.

El secretario de Salud también se refirió a los centros escolares, señalando que precisamente la vacuna es una prioridad para que las niñas y los niños retomen sus actividades educativas de manera presencial y vuelvan a convivir con sus maestras, maestros, compañeras y compañeros.

Aunque sí reconoció que hay ciertos riesgos para salir del confinamiento, aseguró que se están revisando las meidas sanitarias más seguras para el cuidado de la salud de estudiantes y docentes.

“La nueva normalidad es tan desafiante como la propia pandemia”, subrayó el secretario.

Arribo de vacunas al país 

Por su parte, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, afirmó que al seguir el criterio de edad establecido para la vacuna en el país, se podrá reducir 80 por ciento la mortalidad por el virus, independientemente del momento epidémico.

Al presentar los avances de la Política Nacional de Vacunación contra el Virus SARS-COV-2 para la Prevención de COVID-19 en México, López-Gatell destacó que han transcurrido seis semanas consecutivas de reducción, sin embargo advirtió que no existe garantía en México ni en el mundo de que la fase de disminución permanezca hasta la eliminación de la epidemia.

De acuerdo con la cifras del gobierno federal, hasta el momento México registra el arribo de ocho millones 160 mil 250 vacunas, aplicadas de acuerdo con el programa establecido: personal de salud, docentes del estado de Campeche, personas de 60 años y más. Todo eso representa un avance en la cobertura de 36 por ciento en este sector de la población.

Por su parte, al exponer el posicionamiento de quienes integran el Conasa, el secretario de Salud de Baja California Sur, Víctor George Flores, resaltó la urgencia de vacunar contra COVID-19 a todo el personal de salud de los sectores público y privado, así como a las corporaciones que brindan atención prehospitalaria:

“Hacemos frente a la peor crisis sanitaria de las últimas décadas, juntos venimos aprendiendo y hemos sido capaces de reconvertir la infraestructura sanitaria, además se ha incrementado la respuesta médica evitando que los servicios de salud se saturen, con el apoyo, compromiso, valentía y vocación de todo el personal médico y paramédico.”

Cabe señalar que es esa reunión virtual participaron el secretario del Consejo de Salubridad General, José Ignacio Santos Preciado; la secretaria técnica del Conasa, María Eugenia Lozano Torres; los titulares del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer Aguilar, y de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Alejandro Svarch Pérez; así como el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo Aburto; y el representante de la OPS/OMS en México, Cristian Morales Fuhrimann, entre otros.

Al corte de este sábado, de acuerdo con lo informado por la doctora Gabriela del Carmen Nucamendi Cervantes, Directora de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades No Transmisibles, este 20 de marzo ya suman 197,827 defunciones confirmadas y 2,193,639 casos acumulados en México por el COVID-19. En las últimas 24 horas hubo 613 muertos y 5,722 contagios nuevos.