Indígenas Maya Mam sin vacunación contra COVID-19

Daniela Grajales Daniela Grajales

Diego Toj, promotor cultural del Consejo Regional Indígena Maya Mam de la zona Soconusco, expuso que la vacunación contra la COVID-19 solo se hace en las ciudades y no en zonas rurales indígenas, en tanto la Secretaría de Salud no les han informado en su idioma autóctono Mam, de esto y otros programas preventivos del virus.

Reconoció que a Chiapas han llegado millones de dosis de la vacuna, pero los encargados de aplicarla a la población, por sectores, solamente fijan lugares de vacunación en la Ciudad y las regiones indígenas cercanas a la capital.

“Inclusive, la información que se da del tema está en castellano, no hay spots para Tv y Radio en lengua Mam’. Por eso, miles de familias y el Tata Esteban Bravo Verdugo, máxima autoridad indígena Maya Mam del Soconusco, están molestos por ser olvidados”, destacó.

Aseguró que a pesar de que se ha hecho la demanda desde hace varios años, tampoco se contrata hablantes Mam’ en Salud, para que informen y capaciten personal para la atención adecuada y atingente en esta zona, así como en la Sierra y la Frontera Sur, por donde hay familias de esta etnia milenaria.

Desde su punto de vista, dijo que con esto se violan los derechos humanos de los pueblos originarios, pero desafortunadamente hasta ahora ningún candidato estatal, municipal o federal aboga por ellos, pero si les interesa los más de doce mil votos de familias indígenas de la etnia Maya Mam’ Región Soconusco.

Diego Toj añadió, que sigue la discriminación y marginación al sector más vulnerable en Chiapas, por lo que se exige al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador que tome cartas en este grave asunto de la pandemia, a favor de las comunidades lejanas indígenas, porque azota el virus en la Frontera con Guatemala.

El área ocupada por los hablantes de Mam’ se localiza en la Frontera de Chiapas con el Departamento de San Marcos, Guatemala. En la parte mexicana, la lengua Mam’ se habla en Chiapas en 14 municipios, donde el Instituto Nacional de Geografía, Estadística e Informática (INEGI), identificó 216 localidades, en cada una de las cuales 4 por ciento o más de la población habla Mam’.

Los esfuerzos por preservar la lengua Mam ha corrido por los tatas y maestros bilingües,quienes se esfuerzan por enseñar a las nuevas generaciones la lengua y todo el entorno que envuelve a este pueblo, sin embargo, no son apoyados con materiales didácticos y los espacios en donde enseñan a los niños son precarios.