Estas son las figuras que han inspirado al actor y director Daniel Brühl 

Daniel César Martín Brühl González, ​ conocido como Daniel Brühl, es un actor de nacionalidad alemana y española

CIUDAD DE MÉXICO.- No ha habido mejor escuela que la de la experiencia profesional para Daniel Brühl  como actor y ahora, como productor y director. 

La estrella de la serie Falcon y el Soldado del Invierno, disponible en Disney+, exhibió recientemente su ópera prima Next Door en el Festival Internacional de Cine de Berlín y resumió la satisfacción de lanzarse a la aventura de la dirección por el aprendizaje que ha acumulado en años. 

Entre sus grandes maestros se encuentran Ron Howard, quien lo dirigió en la biopic de Niki Lauda, Rush: Pasión y Gloria, y a quien considera un profesor; a Quentin Tarantino, artífice de Bastardos sin Gloria, lo ve como cabal y decidido; a Wolfgang Becker (Good Bye, Lenin) lo relaciona con visión y destreza, y a Julie Delpy, quien estuvo detrás y delante de cámaras en My Zoe, la ve como una inspiración. 

"De todos he aprendido, soy muy analítico y suelo ser muy detallista y busco la precisión y la colaboración con los directores. Sin duda, creo que haber colaborado con Julie Delpy, quien dirige y actúa a la vez, fue inspirador. 

"A través de ella percibí que podía exponer una sensibilidad única y una intensidad fuera de serie. Soñé por mucho tiempo con este momento, y siento que llegó en el momento adecuado, lo hice, lo sentí. Ha sido una experiencia totalmente holísitica", compartió Brühl durante la presentación de su película en la pasada edición de la Berlinale.

A punto de cumplir 22 años de carrera, la versatilidad histriónica del nacido en Barcelona lo ha llevado a ponerse en el traje del villano Zemo, en la franquicia de s˙per héroes de Marvel, y en la piel del anarquista español Salvador Puig, en el la producción española dirigida por Manuel Huerga, Salvador. 

"Soy un explorador de historias, soy muy curioso, y eso me llevó a animarme a continuar con esta carrera de director, creo que era el paso lógico. y además, la producción", puntualizó el histrión.

Next Door sigue a Daniel, un actor y figura pública, quien al toparse con su vecino Bruno (Peter Kurth) en el bar de la esquina de su cuadra, lo hace recapitular momentos del pasado y en su inconsciente sabe que ha estado esperando por eso momento por un largo periodo de tiempo. 

"Es sobre un hombre que podría ser yo, pero que no necesariamente fuera yo. Sí, es un actor muy idealista, que vive en Berlín, está casado y es padre de familia Y se encuentra con una persona que le trastoca todo su destino", detalla el dos veces postulado al Goya.