Denuncia Universidad del Istmo a paracaidistas tras invadir terrenos del campus

AgenciasAgencias

La universidad opera en el sitio desde el 2011; el terreno fue cedido por la Secretaría de Agricultura.

JUCHITÁN, Oaxaca.- Directivos de la Universidad del Istmo denunciaron que unas 60 personas invadieron terrenos de su campus en Juchitán y comenzaron a lotificarlos.

Los hechos, precisaron en un comunicado emitido este jueves, sucedieron el pasado domingo 4 de abril.

En la misiva, explican que en el terreno que ocupa el campus universitario existieron unas instalaciones del INIFAP, pero este instituto cesó actividades y el predio fue cedido por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) al estado de Oaxaca, con el fin de que se establecieran precisamente las instalaciones universitarias.

Indicaron que el hecho fue notificado a las autoridades competentes, para que decidan las medidas pertinentes al caso.

Enseguida informaron que el abogado general de la Universidad presentó una denuncia penal, por despojo, “contra los que pretenden anteponer sus ilegítimos mezquinos intereses personales, a los intereses legítimos de la juventud oaxaqueña, que en esta Universidad encuentra el camino para el futuro mejor al que tienen derecho a aspirar”.

Agregaron que “el Consejo Académico de la Universidad del Istmo reprueba enérgicamente este acto de invasión, que constituye una afrenta contra la sociedad oaxaqueña y en particular contra los jóvenes, y sin entrar en ningún tipo de especulación acerca de los intereses que puedan estar detrás de esta acción, espera que las autoridades competentes tomen las medidas necesarias para restablecer el orden jurídico”.

 Práctica común

Durante las últimas décadas, la práctica de invasión y lotificación de predios ha sido recurrente por parte de líderes políticos que “los otorgan” a los simpatizantes y militantes de sus organizaciones, a quienes constantemente utilizan para llevar a cabo manifestaciones de toda índole.

El del campus de la Universidad del Istmo en Juchitán, así como el ocurrido sobre el derecho de vía de Pemex sobre la carretera Transístmica y a un costado del canal que atraviesa Juchitán, en el tramo que va del crucero del aeropuerto al IESIT, son los últimos casos de invasión conocidos en esta demarcación.