Exigen abasto de agua en Copoya

Daniela Grajales Daniela Grajales

La escasez de agua potable que padecen los habitantes en algunas colonias de Tuxtla Gutiérrez, específicamente el barrio de San Roque; se extiende ahora hasta Copoya, por lo que un grupo de vecinos de dicho lugar, se manifestaron a las afueras de las oficinas de SMAPA, ya que llevan días de no contar con el servicio y ante la omisión de las autoridades de esa demarcación que hasta el momento no han atendido el llamado, pero eso sí, el recibo llega justo a tiempo y con altas tarifas.

Uno de los denunciantes, declara que ha realizado el pago a SMAPA por medio de su aplicación y el resultado es que cobran dos veces, porque dicha aplicación no registra el cobro, por lo que tiene que acudir a las oficinas del sistema para realizar el pago, estando ahí, le dicen que tiene un adeudo.

“Voy a las oficinas y recibo un adeudo, más la cuota del mes, pasé de pagar 100 a 200 pesos”.

Asegura que nunca toman lectura, con el pretexto que está sucia la carátula; “limpie la carátula del medidor, ni siquiera sube el agua al tinaco desde que vino un tipo gordo en un cuatrimoto a fotografiar mi casa, esta situación es mes tras meses sin agua, SMAPA aún cobra por un servicio que no provee”

El ejido de Copoya vive sequía desde hace tres meses y a pesar de esto los recibos de pago llegan a los hogares como si recibieron el servicio al 100%, de acuerdo a un vecino del barrio 14 de febrero, desde finales de inicio de la segunda semana de febrero el servicio de agua potable no ha llegado a sus hogares, lo que les ha generado gastos extras ya que han tenido que utilizar el servicio de agua en pipa para poder realizar sus actividades en el hogar y de higiene personal.

Destaca que en su caso, tiene que comprar pipa, de lo que va de febrero a finales de marzo ha comprado dos pipas, cada una le cuesta 200 pesos, gasto que no tienen previsto, no obstante, tienen que hacer ese esfuerzo, sobre todo por el aseo personal.

“Voy comprando 2 pipas en lo que va del mes de febrero a marzo, cada una me cuesta 200 pesos, es un gasto alto que no teníamos contemplado y que nos afecta en la economía de nuestros hogares”, mencionó el agraviado.

Ante este desabasto, las autoridades locales dijeron que el problema era a consecuencia de un transformador eléctrico que había presentado fallas, sin embargo pasan los días y el servicio de agua no vuelve a la normalidad, por lo que solicitan la pronta intervención de las autoridades para resolver el problema que está causando desgaste en la economía de los que habitan en Copoya, al igual piden que se les dote del vital líquido, pues los calores en esta temporada son insoportables, aunado a la crisis sanitaria por Covid-19, por lo que temen enfermarse.