Barreras que atraviesan los candidatos independientes en Chiapas

Daniela Grajales Daniela Grajales

Muchos  intentan, luchan, sueñan, observan, pero sobre todo, se atreven a entrar a la política, con la finalidad de ayudar a la sociedad, personas que caminan a diario por su comunidad y ven la verdadera problemática de la clase desprotegida, esos que no pertenecen a ninguna bancada, aunque sí han sido reconocidos por los mismos partidos para formar parte de ellos; sin embargo, los independientes señalan que no quieren entrar a ningún grupo partidista, porque la sociedad ya no cree en colores, ahora se irán por la persona.

Las candidaturas independientes son el único factor electoral que puede empezar a mover el sistema hacia otro lado, no obstante, no es algo que resulte tan fácil, ya que aquel o aquella persona que quiere ocupar la Alcaldía, en primer lugar, debe construir una candidatura, requiere de un proceso complejo, cumplir con los requisitos formales y en lo político. Respecto a lo primero, se necesitará reunir, un poco más de 3 mil firmas con fotocopia de la credencial de elector y cumplir con otros tantos requisitos ante el INE, esto en el caso de Tuxtla Gutiérrez.

Pero lo verdaderamente difícil es lo segundo, porque no se trata de postular a alguien por postularse, sino de tener una idea clara de lo que se quiere hacer, y eso no se construye de la noche a la mañana.

A decir de esto, la mayoría de los independientes señalan que es una estrategia, porque la finalidad principal de estas candidaturas no es ocupar el poder, sino presionar para que el poder se comporte de otra manera. Tener la posibilidad de competir en un lugar diferente al de los partidos, los puede estimular, de entrada, a cuidar y mejorar sus procesos de selección y elección de candidatos, porque las candidaturas más viables y las menos deseables, serán las de los candidatos internos.

Aunque muchos, como Arturo Castillejos, realizaron un movimiento para recaudar firmas, no fue posible llegar a la cantidad estipulada, él en sus recorridos casa por casa emitía un mensaje, “al igual que tú estoy decepcionado de todos los gobiernos que hemos tenido, y tampoco creo en los partidos políticos, ni en las figuras políticas que hoy tenemos; y si, también tengo claro que su empeño de permanecer en el poder no es para trabajar a favor de la gente, muy al contrario, es para continuar con sus privilegios y seguir viviendo del pueblo, mientras el pueblo apenas sobrevive, pero también es un hecho que no debemos dejar de luchar por el cambio, dejar de luchar es lo mismo que aceptar que sigan saqueando al pueblo, y yo no estoy dispuesto a dejar que eso siga pasando”.