Hay 33 millones de mexicanos sin acceso al sistema de salud, según encuesta

Viven en incertidumbre
EFEEFE

Expertos destacan la necesidad de incrementar el gasto público en salud al menos un 20%.

El organismo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza reportó que actualmente hay 33 millones de mexicanos, esto es, el 26% de la población nacional, que carecen de afiliación a servicios de salud y el 33% de los usuarios afiliados a la seguridad social han acudido a consultorios privados, sobretodo, a los adyacentes a farmacias en medio de la pandemia.

Rogelio Gómez-Hermosillo, coordinador del organismo, expuso en rueda de prensa: “Además de generar un gasto en el bolsillo, afecta a la salud. El modelo de negocio de esos consultorios no es prevenir ni tratar los padecimientos de forma integral, ni evitar que se compliquen, sino resolver los síntomas y hay evidencia de que también tiene que ver con recetar medicamentos. Por eso es tan importante la atención primaria de salud”. 

Abundó que el 45% de la población, lo equivalente a 56 millones de personas, cuenta con afiliación a servicios de salud de la seguridad social (IMSS, ISSSTE, ISSSTE estatal, Semar y Sedena), el 27% (33.8 millones de personas) está afiliada a sistemas públicos diferentes a la seguridad social, como el Insabi e IMSS Bienestar y el 2% cuenta con seguro privado o afiliación a otra institución.

Mariana Campos, coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, indicó que “alrededor del 65% de la gente ha reportado que no ha asistido a sus consultas de atención y ha sido no porque la persona lo haya decidido, sino porque los servicios del gobierno han cancelado las consultas o las han reprogramado”. 

Ante esto, los expertos urgieron la necesidad de incrementar el gasto público en salud al menos un 20%. México es de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que menos gasta en salud, destina sólo 2.8% del PIB cuando 6.6% es la proporción promedio de los países que conforman este organismo internacional

Señaló: “El parámetro en el que eventualmente hay que llegar es el 6% del PIB para estar en posibilidades de garantizar el derecho de la salud, de acuerdo con la experiencia internacional. Eso no es algo que podamos hacer de un día al otro, lo que tenemos que construir son las bases del sistema y generar un plan a mediado plazo para incrementar el gasto a la salud”.

Insistieron en la necesidad de ofrecer una cobertura universal en salud a partir de un modelo de atención temprana que eleve e iguale la calidad de los servicios que se ofrecen a los mexicanos sin exclusiones, privilegios ni distinciones.

Culminó: “Tenemos que alcanzar una cobertura de salud para todas las personas sin distinción, sin depender de su capacidad de pago; la mitad de la población no tiene ingreso suficiente de adquirir lo más básico y deben acceder a servicios de salud con calidad y desde el nivel de atención primaria y preventivo porque eso cambia la calidad de vida”.