Reabre Ixtlán de Juárez zona ecoturística tras permanecer cerrada durante seis meses

Con la comunidad blindada

Olvidarse del aislamiento, pero sin dejar de usar cubrebocas.

Ixtlán de Juárez, Oaxaca.-Admitir que como empresa comunitaria estaban al borde de la quiebra al permanecer seis meses cerrada como medida de prevención por la pandemia, hizo que Ecoturixtlán replanteara la forma en que paseantes pueden ingresar a este parque que cuenta con 50 hectáreas de bosque, en el corazón de la Sierra Norte.

Conciliar turismo y salud

Así como han conciliado el manejo sustentable del bosque para que exista turismo alternativo con el menor impacto en su biodiversidad, este municipio ha sopesado el reto de abrir su parque, pero mantener cerrado el acceso a quien sea ajeno a la comunidad.

Si entre semana alguien de una agencia o población vecina requiere hacer un trámite, puede hacerlo los lunes, miércoles o viernes entre las 7:00 y 15:00 horas, pero presentando una constancia de vecindad.

Gerardo García Aquino, policía municipal a quien le tocó la guardia en el filtro sanitario que representa el único acceso, es claro cuando niega el acceso a alguien que ignora que este municipio mantiene una coraza sanitaria, a pesar de que la entidad esté en semáforo amarillo, color que advierte un riesgo moderado de contagio.

“Nos visitan mucho de las agencias por las oficinas que aquí tenemos, pero sólo se permite el acceso a las personas de la comunidad y de agencias o poblaciones vecinas con una constancia”, insiste.

Él recuerda que el año pasado hubo meses en que la comunidad se cerró por completo y haber relajado esas restricciones hizo que en diciembre repuntaran los contagios.  

El único paso permitido es hacia la carretera que comunica a los municipios de Capulálpam de Méndez, Talea de Castro y parte de Ecotuxtlán, sin necesidad de ingresar a la comunidad como tal.

 Prevención rigurosa

Desinfectar los vehículos y a las personas que ingresan, cobrar 50 pesos a las personas que no utilicen de manera correcta el cubreboca y disminuir el aforo al 45 o 30 por ciento de su capacidad, fueron algunas de las medidas.

“La idea es que la empresa sufrague sus propios gastos y no se tuviera que despedir a ningún trabajador”, recordó el administrador general de la empresa Ecoturixtlán, Diego Pérez Sánchez, la cual genera 14 empleos.

Andrés Aquino Arce es uno de esos 14 trabajadores y se encarga de guiar a las niñas y niños que se atreven a aceptar el reto de superar los obstáculos en los juegos aéreos, sostenidos de arneses.

“Después de estar varios meses encerrados es la mejor opción, además de que se toman las medidas de seguridad, la gran ventaja de que nos ofrece libertad”, sin embargo se regula el ingreso para no saturar el número de personas que ingresan.

Si las personas quieren hacer algo relajado, pueden caminar por los senderos, visitar el orquídeario y las grutas.

Si lo que se busca es algo más intenso existe la opción de recorrer los 200 metros de una tirolesa cuya parte más alta está a 30 metros del suelo, pero también se puede andar en bicicleta de montaña, hospedarse en las cabañas con previa reservación o simplemente sentarse a respirar el aire limpio.

Sentir la libertad

A diferencia de temporadas anteriores de Semana Santa, cuando en un solo día podían ingresar hasta mil 200 personas, este fin de semana ingresaron por día entre 400 y 500.

La familia de María del Carmen Rodríguez fue parte de esas personas que no quisieron quedarse en casa, pero que evitaron salir a recorrer las calles del centro histórico atiborradas de gente o viajar a la playa, donde ella cree que hay más riesgo de contagiarse “porque las personas están juntas”.

Un año después de que inició la pandemia que ha ocasionado alrededor de 3 mil 50 decesos en Oaxaca, “desgraciadamente no sabemos respetar la sana distancia”, pero caminar entre el bosque permite y aquí estamos libres, con este hermoso paisaje, estos árboles, aire precioso y el frío”, relató.

Como María del Carmen, Javier condujo su automóvil desde Santiaguito Etla, para que su familia, sobre todo su hija menor, no estuviera limitada a la estrechez de su casa.

“No hemos salido porque tenemos un bebé y una niña, elegimos este lugar porque hay más espacio y no hay riesgo de contagio”, expresó con la claridad de que la parte más difícil la enfrentan los infantes que se aburren entre el encierro, las tareas y la privación de no poder ir a algún parque a jugar.

Sin promoción

A pesar de que mantienen sus puertas abiertas, este parque comunitario donde se puede realizar turismo alternativo no ha hecho pública su reapertura.

“El contacto es directamente con la oficina”, resaltó el administrador general, pues se sigue haciendo frente a la disyuntiva de operar al mínimo de la capacidad, pero permitiendo generar ingresos para impedir que personas de la población sean despedidas ni se generen nuevos contagios en una comunidad que acumula 73 casos y nueve defunciones por COVID-19.

Sierra

  • La Sierra Norte de Oaxaca es una de las zonas biodiversas mejor conservadas.
  • Una de las 17 áreas más importantes del mundo, considerada así por su biodiversidad.
  • 400 tipos de aves y 350 variedades de mariposas se pueden avistar en la zona.
  • 6 mil especies de plantas.

¿Qué servicios de turismo alternativo ofrece?

Tirolesa

Juegos aéreos

Rappel

Escalada

Bicicleta de montaña

Caminata

Ciclismo

Observación de flora y fauna

Pesca

Temazcal

Cabalgata

Espeleología