Vacacionistas deben abstenerse a visitar Ojo de Agua y playa Aguachil en el Istmo

Autoridades cierran por pandemia

JUCHITÁN, Oaxaca.- Autoridades municipales y comunales de Santiago Laollaga hicieron un nuevo llamado a los vacacionistas y a la población en general para que se abstengan de visitar el balneario Ojo de Agua, pues este espacio seguirá cerrado al público hasta nuevo aviso.

Las autoridades municipales informaron que en este periodo vacacional por Semana Santa, se está trabajando de manera coordinada con el Comisariado de Bienes Comunales para evitar el ingreso de personas en este balneario natural, debido a la contingencia sanitaria por el virus del COVID-19.

Indican que con este problema de salud que enfrentan en la actualidad, y con la finalidad de privilegiar la salud de los laollagueños, se tomó la decisión de que las instalaciones del Balneario Comunal deberán continuar cerradas al público en general.

“Sabemos que ha sido un período largo, en el cual hemos vivido cuidándonos todas y todos para evitar contagios, disfrutemos en familia de las tradiciones de la Semana Santa desde nuestros hogares”, señalan las autoridades municipales.

Tlacotepec

De igual forma, los vacacionistas tampoco tendrán acceso al Ojo de Agua de Magdalena Tlacotepec, pues las autoridades municipales determinaron mantenerlo cerrado durante esta Semana Santa.

Este acuerdo fue tomado, ante la alta posibilidad de contagios de Covid-19, que pudieran presentarse con la aglomeración de personas, y pese a que el semáforo epidemiológico está color amarillo, no es garantía de que no se den los contagios. 

En ese sentido, las autoridades municipales anunciaron que reforzarán el filtro sanitario que se ubica en el acceso de esa población, además de realizar patrullajes constantes en el municipio.

Aguachil

Por otro lado, en la zona oriente del Istmo, elementos de la policía municipal de San Francisco Ixhuatán, coordinados con la policía estatal y autoridades auxiliares de las distintas agencias municipales, instalaron un retén en el acceso que conduce a la playa de Aguachil. 

Los elementos policiacos tienen instrucciones precisas de no dejar pasar a ninguna persona, ya sea de la comunidad o visitantes de otras regiones, pues se pretende evitar que se aglomere la gente.