Maestros de Oaxaca exigen que la jubilación que reciben sea pagada en salario mínimo

Profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) marcharon este martes junto con la caravana de maestros provenientes de Chiapas, esto con el objetivo de solicitar que la jubilación que reciben sea pagada en salario mínimo y no en Unidad de Medida y Actualización (UMA), además de otras exigencias.

La llamada Caravana del Sur integrada por la Sección 7 llegó a Juchitán este lunes donde fue recibida por los maestros de la Sección 22, quienes se integraron a ésta para exigir derechos laborales en el magisterio.

Ayer, en punto de las 9:00 horas de la mañana salieron en una marcha que partió del Hotel del Magisterio rumbo al zócalo capitalino donde realizaron un mitin para después continuar con su camino hacia la Ciudad de México.

Piden mesa de diálogo

Alfredo Trinidad Aquino Julián, representante de la región de Valles Centrales de la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), informó que el principal motivo de esta caravana es solicitar que se reinstale una mesa de negociación con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Al concluir su mitin, al cual se unieron integrantes de las organizaciones del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) y Movimiento Lubhiza, los integrantes de la Sección 22 partieron junto con la Caravana del Sur rumbo al municipio de Asunción Nochixtlán, en la región de la Mixteca, para de ahí continuar su viaje a la Ciudad de México.

Entre sus peticiones mencionaron que las pensiones de jubilados no sean valoradas con la Unidad de Medida y Actualización (UMA), pues refieren que esto provocará que los montos que perciben disminuyan, por lo que exigen que se vuelva a cotizar en salarios mínimos.

Además de que se liberen a los presos políticos y señalaron que aún no existen las condiciones de seguridad para el retorno a clases presenciales, por lo que se dijeron en desacuerdo al regreso escalonado a las aulas.

Cabe destacar que además de profesores activos, también se unieron jubilados y pensionados del estado de Oaxaca, pues indican que también serían afectados por este cambio en el pago de sus mensualidades.