La vida en azul, de Carlos Tonatiuh Martínez

PERSONAJES, LUGARES, CASOS Y COSAS DE OAXACA

La pintura del maestro Tonatiuh, contiene un espíritu muy particular, una cualidad que emana a modo de azul, y que se asocia con el firmamento con la atemporalidad de lo eterno, que se enraiza en el pasado para perpetuarse en el futuro; el azul es el quinto color del arcoiris y corresponde al período del hombre entre los 40 y 50 años, el cual se caracteriza porque utiliza la inteligencia y el juicio; por lo tanto, el azul es el color de la inteligencia.

No tiene fin y representa el horizonte, es sinónimo del color espiritual, la verdad y la pureza de expresión; representa el abismo y el impenetrable misterio conectado con él; nace en cada pincelada del maestro a través de la comunicación basada en la experiencia de sus obras.

El maestro cuenta con innumerables exposiciones dentro y fuera del país. Ha sido colaborador de diversos medios culturales como los boletines “Equinoccio, amigos del arte”, “El Curandero”, “Vértice”, “La Voz del Fénix”.

Ha participado también en los interiores del libro “Casa de fuego”, de Judith Flores.

Integrante de la galería del Sol en Miami, Florida, Estados Unidos, el maestro y propietario del “Taller del Sol” en Puebla, ha realizado murales en San Andrés Huautla, Oaxaca; en la penitenciaría de Santa Martha Acatitla (Fe, Esperanza y Transición) en la Ciudad de México; además de muchos otros en Veracruz, Oaxaca, Puebla y la Ciudad de México; así como centenares de exposiciones que no alcanzaría el espacio para mencionar, pero todas ellas muy  importantes, haciendo del maestro un reconocido artista plástico.

Nos cuenta el maestro: “En mis 20 años de estar experimentando con mi pintura, he comprendido que el arte debe tener un objetivo y mi trabajo pictórico, así como todo lo que creo con mis manos, están ligados a mi filosofía de vida: el poder transformar y afectar la vida de los demás en una forma positiva".

Agrega: "Mi obra no es una obra de protesta, mucho menos agresiva; su intención pura es reprogramar la mente de las personas en estos tiempos de aparente oscuridad, donde en cada esquina vemos noticias malas; el arte debe ser como un arma, por llamarlo de alguna forma, que ayude a dar esperanza a la gente; que vea que en nuestras manos está el cambio, ya que el crear es un acto de vida, un acto de fe".

Destaca que "mi proyecto de vida lo he llamado 'La vida en azul', que busca transformar la mentalidad de las personas y afectar su interior positivamente, con la yuxtaposición de los colores fríos con los colores vibrantes, creando así una armonía de la cual el espectador no puede distraerse tan fácil".

Explica que "en mi obra juego con los planos y utilizo mucha simbología. Todos los elementos que manejo tienen un sustento histórico y algunos muy personal. Tuve la gran fortuna de dejarme encontrar por el arte y sí como el crear es un acto de fe, mi fe por este modo de vida transformó por completo mi entorno, acercándome a situaciones sublimes, las cuales experimento en cada disciplina del arte".

Señala que "mi pintura solo refleja instantes efímeros de pensamiento, cuestionamientos de la vida y del propósito del ser humano como creación misma. Mi forma de creación es como la de todo lo creado en este plano terrenal; contiene un propósito, el de transformar al espectador con la belleza del color y la armonía de la composición; la vida en azul surge de la necesidad de experimentar, paz, alegría y por qué no… amor".

Carlos Tonatiuh menciona que "el ser humano necesita un alivio de todos sus males que le acechan, necesita de vida a través del color; he determinado el color azul como la base de esta colección, por su poder de relajación y al yuxtaponerlo con mis colores cálidos crea una atmosfera de alegría, paz y dinamismo".

El artista comenta que "el caballito de madera, la pelota, los antifaces, la naturaleza, la vida misma nos debe recordar cuán afortunados somos de estar vivos y nos invita a no olvidar el milagro que somos. La vida en azul te invita a que mantengas tu fe en la alegría de vivir".   

 

“Mi obra contiene un propósito, el de transformar el interior del espectador con la belleza del color y la armonía de la composición”.

Carlos Tonatiuh Martínez, Artista plástico.