En medio de la pandemia, surge Mercado Solidario en el municipio de Santa Lucía del Camino, Oaxaca

En tiempos de pandemia todo es complicado. Sin embargo, los oaxaqueños han demostrado que a pesar de la adversidad, la unión y la solidaridad son dos se sus mayores virtudes a la hora de echarle la mano al prójimo.

Desde vecinos o amigos que ayudaron a quienes enfermaron de COVID-19, hasta municipios o mercados enteros que enfrentaron por sus propios medios una contingencia sanitaria jamás vista, los ejemplos de valor son incontables.

Y si de buenos ejemplos se puede hablar, uno de ellos lo pone el Mercado Solidario de Santa Lucía del Camino, una iniciativa que surgió de la necesidad, por una parte, de comerciantes locales y unos cuantos de San Antonino Castillo Velasco, de seguir con sus ventas a pesar la emergencia sanitaria; y por otra, de la sociedad de poder obtener productos frescos y de calidad casi en la puerta de su hogar. 

"Sí vienen, están contentos de venir, lo que pasa que como es un mercado itinerante que se realiza solamente los días jueves pues digamos que no es tan constante en cada lugar, vamos en diferentes colonias pero sí, es muy buena la respuesta de la gente, ya que los productos son frescos", aseguró la señora Raquel Laura Hernández Aquino, productora local de Santa Lucía del Camino, sobre la respuesta de la gente hacia la iniciativa.

Pero como todo en estos tiempos difíciles es con cubrebocas, los comerciantes no podían ser la excepción. "Es como un ganar-ganar porque traemos nuestros productos a las colonias, cerca; claro, tomando todas las medidas sanitarias en estos momentos de contingencia", precisó la productora.

La esencia del Mercado Solidario radica, precisamente, en eso, en la solidaridad. Y es que como ya dijimos al inicio, los oaxaqueños somos solidarios. Basta saber que en San Antonino Castillo Velasco, por la pandemia, los espacios en donde los comerciantes locales hacían su vendimia fueron restringidos. Esto los orilló a buscar nuevos horizontes, los cuales encontraron en Santa Lucía del Camino. 

"Apoyamos al comprador y apoyamos al productor, porque son productores, ellos son directamente productores locales, por eso estamos con esto de 'consume local' y demás. La gente de San Antonino Castillo Velasco, ellos tienen las puertas abiertas, de hecho sigue viniendo la señora de las empanadas, mis otros amigos con carne. Incluso nos acaba de contactar una persona con artesanías que quiere venir, entonces bienvenidos eh, no tenemos ningún problema en recibirlos por acá", señaló Francisca Terrazas, promotora del mercado.

Al igual que la señora Raquel, la promotora se declaró a favor de acatar las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades para seguir adelante con el proyecto.

"No podemos incrementar vendedores por la pandemia, entonces pues que haya pocos, con poca afluencia y nos beneficiemos todos", dijo. 

Del campo y la granja a tu casa

La intensión central del Mercado Solidario es ofrecer una alternativa comercial que beneficie a las partes involucradas, productor-consumidor. Al ser casi ley el 'quédate en casa', la única opción de la gente fue pedir todo a domicilio o buscar lo que estuviera más al alcance. Para comerciantes y productores, la única opción fue acercar su mercancía a los clientes. Ahí, el mercado encontró oportunidad.

"Con el proyecto que está del mercado solidario nos ha apoyado bastante, ya que podemos comercializar todo lo que nosotros cultivamos y a la vez beneficiamos también a las familias al acercar el producto, un producto que por supuesto es fresco", aseguró la señora Raquel.

Por su parte, Francisca afirmó que "esta iniciativa surge para que se beneficien ambas partes; ellos (los comerciantes) traen precios económicos y en tiempos de pandemia no nos alcanza el dinero, entonces esta fue una buena opción". 

Y añadió: "la respuesta de la gente ha sido muy positiva porque son precios justos, o sea, me beneficias a mí pero también te beneficias tú. Son precios justos, tenemos muy buena respuesta, la verdad".

La oferta es variada y aunque no hay sede fija al ser un mercado itinerante, cada jueves, de 8 de la mañana a 4 de la tarde, quien guste puede ir a hacer su mandado al Mercado Solidario. 

Lo dice la señora Raquel: "tenemos también lo que es téjate, empanadas de San Antonino Castillo Velasco, pan integral, carne. Aquí uno encuentra de todo y a muy buen precio, a precio de productores".

Por su parte, concluye Francisca, "todo son productos naturales, frescos. Aquí con mis amigos, la carne está fresca, mis amigos que venden fruta y verdura igual, todo lo traen a precio justo".