Prevé Conafor incremento de incendios forestales en Oaxaca

Durante el 2020 los incendios forestales afectaron un total de 20 mil 693 hectáreas en Oaxaca, sin embargo esta cifra podría ser rebasada este año debido a la presencia del fenómeno metereológico ENOS-La Niña, de acuerdo al pronóstico de la Comisión Nacional Forestal (Conafor).

Incluso, de enero a febrero de este año en la entidad ya se llevan afectadas 37 hectáreas en la entidad por incendios forestales y debe recordarse que el 2019 fue el año más crítico de incendios en Oaxaca, ya que afectaron 68 mil 624 hectáreas.

La Conafor señaló que La Niña es un fenómeno climático que ha provocado bajas temperaturas y pocas precipitaciones en la mayor parte del país, disminuyendo la humedad en las zonas forestales, una situación similar al año 2011. Esta sequía atípica incrementa la presencia y expansión de los incendios forestales en el territorio mexicano.

De acuerdo con la estadística semanal de la Conafor, en la segunda semana de febrero de 2021 se han atendido 499 incendios forestales, 366 incendios más que en el mismo periodo de 2020, cuando se tenía un registro de 133.

Manifiesta que para hacer frente a dicha situación, la Conafor llevará a cabo una reunión interinstitucional a fin de fortalecer la coordinación, a través de la responsabilidad compartida entre los tres órdenes de gobierno y las comunidades rurales.

Añadió que en dicha reunión presentará el Programa Nacional de Manejo del Fuego 2020-2024 que establece acciones colaborativas encaminadas a reducir el deterioro de los ecosistemas forestales ocasionado por el mal uso del fuego, ya que según sus estadísticas, el factor humano continúa siendo la principal causa.

Cabe señalar que la Conafor ya cuenta con un Sistema de Predicción de Peligro equiparable a los usados en USA y Canadá, el cual se basa en la información proporcionada por el Sistema Meteorológico Nacional de la Conagua y Conabio que además considera el factor humano en la incidencia de incendios, lo que da como resultado datos que contribuyen a una capacidad de respuesta en las entidades federativas, así como de los municipios, para la planeación, prevención, detección, combate y control de incendios forestales.

También toma en cuenta la prevención cultural, y desde enero se encuentra realizando actividades de prevención física como: brechas corta fuego, líneas negras y quemas prescritas que disminuyen los combustibles forestales en los estados con mayor superficie forestal.

De momento, se pide a la población a extremar precauciones en el uso del fuego, ya que el factor humano continúa siendo el principal causante de los incendios entre los que destacan las actividades agropecuarias, fogatas y colillas de cigarro mal apagadas, actividades ilícitas, entre otras.