Mototaxista desafía a la muerte en carretera del Istmo de Oaxaca

JUCHITÁN, Oaxaca.- El conductor de un mototaxi y sus pasajeros salvaron la vida de milagro, luego de que la unidad de pasaje era conducida sobre carretera, con exceso de velocidad y en sentido contrario,  cuando chocaron de frente con un automóvil. 

Paramédicos del Cuerpo de Bomberos fueron alertados por el Servicio de Emergencias 911, luego de que automovilistas y vecinos de la zona reportaron este accidente sobre la carretera estatal Juchitán-El Espinal, la mañana de ayer.

La colisión fue inevitable

El percance ocurrió a la altura del fraccionamiento Guivichachi, cuando el mototaxista ingresó en sentido contrario sobre la citada vialidad estatal y no se percató de la presencia de un vehículo particular que no pudo evitar chocarlo de frente.

En el mototaxi del grupo OCLI, número económico MT-3047, iban al menos dos pasajeros. La unidad de pasaje chocó de frente contra el automóvil marca Ford, modelo Focus, color negro, placas de circulación MD-63-93 del Estado de Oaxaca. 

Al lugar del percance acudieron paramédicos del Cuerpo de Bomberos, quienes valoraron el estado de salud del mototaxista y de sus pasajeros, los cuales no presentaban lesiones serias que pusiera en riesgo su salud, por lo que dijeron que permanecerían en el lugar.  

Conductores llegan a un arreglo

También policías municipales acudieron a verificar el reporte de este accidente y exhortaron a las partes involucradas a llegar a un arreglo para el pago de los daños y las lesiones originadas. Los conductores involucrados dijeron que así lo harían y posteriormente se retiraron del lugar, tras llegar a un arreglo.

También se retiraron los elementos policiacos y el personal del Cuerpo de Bomberos, quienes acudieron a atender este reporte emitido por el Servicio de Emergencias 911. 

Las autoridades piden la colaboración de la ciudadanía, pero principalmente de los mototaxistas, para reportar a aquellos tripulantes de estas unidades de pasaje que circulen sobre carreteras, con exceso de velocidad y en sentido contrario. 

Estos temerarios conductores arriesgan su propia vida y la de sus pasajeros, así como ponen en riesgo también la integridad física de terceras personas.