Ocho de cada 10 jefas de familias se encuentran desempleadas por pandemia en la Cuenca

TUXTEPEC, Oax.-Las mujeres jefas de familia son uno de los sectores sociales más vulnerados durante la contingencia a causa del covid-19, debido a que 8 de cada 10 perdieron su fuente de empleo, situación que generó una gran inestabilidad en los hogares del municipio. 

Gladys Rodríguez Carrera, presidenta de la Asociación de Madres Solteras en la región de la Cuenca, aseveró que a un año de que la contingencia se desató en el municipio la familias donde una mujer es la cabeza principal se mantienen padeciendo los estragos, debido a que más del 80 por ciento de las mujeres que tienen identificadas por la asociación perdieron su empleo. 

Recordó que en el municipio cada vez son más los hogares donde las madres solteras son el único sustento de la familia. 

Acotó que 8 de cada 10 mujeres jefas de familia perdieron su empleo, madres solteras que trabajaban como empleadas domésticas, en comercios del centro de la ciudad que se vieron obligados a cerrar o  reducir personal, otras que dependían de ventas en instituciones educativas o por catálogo y que el confinamiento les impide trabajar al cien por ciento. 

A pesar del gran impacto generado a este sector, no se tiene el apoyo por parte de las autoridades, ya que hasta el momento no se ha generado algún programa que atienda o incentive a las mujeres que perdieron su empleo durante 2020.

Por su parte, dijo que la asociación impulsa talleres y capacitaciones de autoempleo para que las mujeres desde sus domicilios generen ingresos. En estos momentos se encuentra activo el taller de pintura, así como el de repostería, este último esperan se reactive en unos días más. De esta forma esperan que las mujeres que no cuentan con un empleo obtengan nuevas herramientas de trabajo.