Precio de limón por los cielos en Tuxtla Gutiérrez

Daniela Grajales Daniela Grajales

Derivado al estiaje, el limón comienza a levantar su precio, productores y vendedores comentaron que esta escalada de precios se debe a la escasez de agua, así como la llegada de otros compradores que, ante la demanda de limón en lugares como Estados Unidos, llegan en busca de cierta cantidad de cajas y al no convenirles generan más gasto por su estancia en la entidad y prefieren detonar el mercado aumentando el precio y llevarse así rápidamente el producto.

“Ahorita no estoy vendiendo porque no hay, ya acabo toda la cosecha de los palos y es por la temporada seca”, dijo Juan Ramírez, productor de limón de la colonia 20 de noviembre.

Por su parte comerciantes del mercado 5 de mayo, expresan que la escasez inició a mediados del mes de febrero y hasta la fecha es complicado conseguir el denominado “oro verde”, y es que la comercialización de la caja llegó a 600 pesos, anteriormente se podía encontrar en 400 pesos, 350 pesos, hasta 200 pesos la reja, todo dependiendo de la calidad.

“Sí, sí está caro, por eso algunos ya no compran, lo que se está vendiendo es la limón mandarina, pero aquí como tenemos cerca las taquerías era buen negocio para nosotros, esperamos mejore el clima, porque el calor es lo que afecta, que también no hay agua”, comentó un comerciante del mercado.

Doña Liliana González, comerciante en el área de tacos del kiosco del parque central dijo que hasta a mediados de febrero el kilo de limón se encontraba entre los 20 y 30 pesos, pero que ahora está entre los 30 y 40 pesos, aunque hay días que se encuentra más caro, adjunta que los vendedores ambulantes dan 4 limones por 10 pesos, pero a ella no le conviene porque su compra es a mayoreo debido al negocio que tiene.

Por otro lado, precisamente en tiendas de autoservicio el limón se encuentra entre los 36 pesos, hasta los 50 pesos la malla (1 kilo 300 gramos).

El limón, como todas las frutas estacionales tiene su período de cosecha que empieza a finales de marzo y termina a mediados de septiembre, por tanto, lo que existe fuera de esa línea de tiempo se lo considera “fuera de temporada” y proviene de una pequeña floración que se produce a lo largo del año, sin embargo, aseguran que el abastecimiento se va a ir normalizando a medida que se aproxime la fecha de cosecha y con eso se van a ir regulando naturalmente los precios en el mercado, pero se tendrá que esperar.