Registran casas hogares de Oaxaca 6 defunciones por COVID-19

Entre julio del año pasado y febrero de este año dos casas hogar para adultos mayores se han enfrentado a un brote de COVID-19 que ha generado en conjunto 70 personas contagiadas y seis fallecidas, una de ellas apenas el pasado viernes 26 de febrero.

En ningún caso, los Servicios de Salud de Oaxaca tienen la posibilidad de identificar la fuente de adultos mayores que puede relacionarse con las escasas visitas de familiares o de los propios trabajadores que también laboran en unidades médicas.

El brote más reciente se presentó en febrero en la Casa Hogar para Adultos Mayores Santa María, donde una mujer de 82 años murió el día 26 y dos más, una mujer de 91 años y un hombre de 81, fueron internados en el Hospital General de Zona Número Doctor Demetrio Mayoral Pardo del IMSS, donde aún permanecen.

“Es complicada la situación como para saber el origen del contagio. Tanto los residentes reciben a sus familiares de visita, como el personal que ahí labora también acude a trabajar a otras unidades hospitalarias”, admitió la Jefa del Departamento de Urgencias Epidemiológicas y Desastres de los Servicios de Salud de Oaxaca, Argelia Julián Aquino.

En entrevista, reconoció que es desafortunado que la institución ignore el punto exacto del contagio para detectar su inicio, del cual conocieron desde la primera quincena de febrero, pero informaron apenas el lunes.

Casi todos contagiados

Entre las pruebas que realizó la Casa Hogar Santa María que se ubica en Santa Rosa Panzacola, agencia del municipio de Oaxaca de Juárez y las que aplicaron los Servicios de Salud de Oaxaca, 16 residentes y ocho trabajadores resultaron positivos a SARS-CoV-2, mientras que sólo un residente y dos trabajadores dieron negativo, lo que evidencia la falta de medidas de prevención de contagios.

Luego del fallecimiento de una de las residentes y la hospitalización de dos más, los otros 14 residentes -nueve mujeres y cinco hombres entre los que se incluye el que dio negativo a COVID- siguen dentro de la Casa Hogar.

“Para poder dar de alta un brote, se necesitan al menos 28 días a partir del último caso reportado”, pero en este caso, como casi todos los residentes y trabajadores resultaron positivos a COVID-19, “no sabríamos en qué fecha estaríamos hablando de dar de alta este brote, porque va a depender del cuadro clínico de los residentes”.

Entre el 30 de julio y el 17 de septiembre del año pasado, los Servicios de Salud de Oaxaca identificaron un brote en la Casa Hogar para el Adulto Mayor que depende del municipio de Oaxaca de Juárez.

En esa ocasión el número total de casos confirmados fueron 46, 24 en mujeres, de las cuales falleció una y 22 en hombres, siendo estos los que registraron la cifra más alta de defunciones con cuatro.