Crean espacios seguros para las “Nenis” en Tuxtla Gutiérrez

René Araujo René Araujo

René AraujoRené Araujo

La llegada de la Pandemia por el COVID-19 cambió de forma inesperada la cotidianidad en la que estábamos acostumbrados a vivir, por lo que se optaron nuevas formas para muchas actividades e incluso nacieron otras para sobrevivir ante la falta de empleo.

Actualmente uno de los sectores que tuvieron un mayor impacto en su economía fueron los emprendedores, puesto que muchos de ellos optaron por unirse a las redes sociales y emprender desde plataformas como Facebook y Twitter, a ellas y ellos se les conoce como “Nenis”, término que utilizan para contactar con sus clientes y de esta manera crear un lazo de mayor confianza.

La mayoría hacen sus entregas de productos en puntos estratégicos de la ciudad pero no siempre es garantía de seguridad, por ello es que recientemente algunos restaurantes y tiendas de productos locales ofrecen sus espacios como punto de reunión entre la que vende y la que comprará.

Uno de estos restaurantes es “Chilaquiles Adelita” ubicados en tres puntos estratégicos de la ciudad que abrió sus puertas a las emprendedoras para que de manera segura puedan hacer sus entregas, Josefina Pérez, socia de “Chilaquiles Adelita” sucursal Terán detalló que la intención es garantizar espacios seguros a las Nenis de la capital chiapaneca.

“Vi que las Tuxtlequitas abrían sus puertas y eso nos motivó para hacer lo mismo, tenemos tres sucursales y podemos ofrecer nuestros espacios para que también puedan llegar, se trata de una labor de conciencia de seguridad es un acto sororo en el que todos nos ayudamos, se trata de que la economía en nuestra ciudad se mueva y por esa razón nos unimos a la causa”.

Pilar Gómez es una joven emprendedora que se dedica al manejo de tiendas en línea enfocado al sector femenino, desde hace tres años inició con su proyecto y con el paso del tiempo creció, reconoce que la pandemia la afectó en su momento ya que por el miedo tuvo que dejar las entregas, sin embargo también vio otra oportunidad y fueron los que se dedicaron a hacer entregas a domicilio.

A un año de este cambio repentino, tiene nuevas formas de seguir creciendo, y el hecho de que se les reconozca y además se les ofrezcan espacios seguros, les da a ellas más oportunidades para mejorar su economía y entregar con seguridad.

Otro sector que no es muy mencionado, sin embargo también forma parte de este concepto de “Nenis” son los hombres, ya que también han buscado nuevas formas de mejorar su economía y en su mayoría se ha dedicado a la venta de alimentos bajo conceptos de presentación y entregas diferentes.

Luis Pablo Ruíz Flores, estudiante de la Facultad de Contaduría en la UNACH, remarcó que ser emprendedor en tiempos de COVID resultó poco esperanzador, puesto que él al dedicarse a la preparación de alimentos peligraba su marca luego de estar tres años en el mercado.

“Yo empecé vendiendo tacos en la escuela, de salón en salón, y poco a poco fue adaptándome a nuevas presentaciones, con flores, bebidas y detalles, ahora tengo una marca bien posicionada e incluso tengo pedidos para eventos grandes”.

Pablo, agradeció los espacios que se han abierto en favor de la seguridad de las mujeres, puesto que no todos son espacios seguros, “es importante que haya un lugar seguro para que la gente se anime a emprender y diga que sí hay lugares seguros”.

Chilaquiles Adelita abre sus puertas a todas aquellas emprendedoras que busquen un espacio seguro, en donde se les ofrece una bebida y sobre todo la seguridad para hacer sus entregas, “qué bueno que nosotros contribuyamos a la seguridad de las mujeres que están iniciando su negocio o de las que ya tengan su negocio en el que pueda ofrecer sus productos con la seguridad de ser entregados y con la seguridad de recibir su dinero e irse a su casa”.