Exigen justicia para repartidores de comida atropellados el pasado domingo en Oaxaca de Juárez

Ayer por la mañana, un grupo de repartidores se manifestó en el crucero frente al estadio de beisbol de la capital oaxaqueña, para exigir seguridad y reparación de daños a sus compañeros atropellados la madrugada del domingo mientras realizaban una entrega.

Con cartulinas en las que se leían consignas como: “Justicia para los afectados”, “ni un repartidor más”, “también nos esperan en casa”, los repartidores se colocaron en los carriles durante la luz roja de los semáforos para no afectar la circulación, pero visibilizar la situación que actualmente viven.

Durante la conferencia de prensa que ofrecieron relataron lo ocurrido a sus compañeros repartidores, una mujer y un hombre, quienes resultaron heridos por el impacto que recibieron presuntamente por una patrulla de Policía Vial entre Periférico y la avenida Símbolos Patrios.

Jesús, uno de los integrantes de este grupo, compartió que el repartidor tiene una fractura de tibia y peroné, además que le hace falta un pedazo de rodilla, mientras su acompañante tiene fractura de diáfisis y fémur, por lo que ambos necesitan una cirugía; no obstante, no cuentan con seguridad social.

Afirmó que realizaron esta movilización debido a que hasta la noche del domingo no les habían aceptado la declaración, lo cual les hizo pensar que quizá iban a favorecer al supuesto elemento que se vio involucrado en este accidente.

Por ello, solicitaron la reparación de daños materiales y posteriores para los trabajadores, ya después de las intervenciones quirúrgicas “quedarán imposibilitados de trabajar y como no tienen seguro para ser cubiertos de forma económica las autoridades responsables tienen que hacerse cargo”.

Asimismo, recordaron que en días pasados han sido víctimas de robos y asaltos, por lo que esperan que la policía pueda detener a Sergio Arturo, a quien señalaron como delincuente que les ha robado a mano armada.

“Queremos trabajar de manera coordinada con la policía; no tenemos nada en contra, pero al parecer ellos sí, pues el domingo hubo un accidente sobre el Periférico y al arribar, la policía vial estaba muy hostil a la hora de atender la emergencia.

De igual forma, el repartidor desmintió la versión que se manejó en redes sociales donde se decía que sus compañeros querían entrar al cuartel de la Policía Estatal ubicado en San Bartolo Coyotepec.

“Nuestra intención era asegurar la aprehensión de las personas y que nos apoyaran para no que no salieran impunes, pero hubo elementos que bajaron de las motos a nuestros compañeros, los amenazaron y les hicieron firmar una hoja en blanco para liberarlos”, expuso.

Después de esta movilización, Jesús compartió con NOTICIAS, Voz e Imagen, que se trasladaron a las oficinas de la Policía Estatal donde se reunieron con personal de esa dependencia, así como de la Secretaría General de Gobierno para establecer una mesa de acuerdos.