Destapa IPAB que Grupo Famsa falseaba datos financieros para encubrir anomalías

VanguardiaVanguardia

El IPAB reveló que mientras Banco Ahorro Famsa está en liquidación, Grupo Famsa, que lo operaba hasta junio de 2020, registró financiamientos de intercompañías como deudas por cobrar, es decir, falseó información financiera desde 2016.

A su vez, el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Juan Pablo Graf, expuso recientemente que el banco consideraba algunos financiamientos como cuentas por cobrar cuando debían anotarse como créditos, así evadía la regulación de las consideraciones contables de la cartera de crédito y las reservas crediticias que deben tener los bancos para afrontar pérdidas esperadas por sus créditos otorgados.

Según información del IPAB (Instituto Para la Protección del Ahorro Bancario), la liquidación del Banco Ahorro Famsa fue resultado de recurrentes incumplimientos regulatorios sobre disposiciones normativas desde 2016, por lo cual no es producto de la actual coyuntura financiera y económica derivada de la pandemia.

POCO TRANSPARENTE

En uno de los últimos análisis sobre la compañía, Fitch Ratings expuso que Famsa no era transparente con su información financiera.

Agencias calificadoras como Fitch ya toman en cuenta factores ESG para analizar a las empresas, estos tienen que ver con qué tan responsables son las compañías en materia ambiental, social y de gobierno corporativo, lo cual significa que consideran cuestiones como la transparencia al momento de dar información financiera.

De acuerdo con los parámetros ESG (por sus siglas en inglés de Environmental, Social y Governance) que maneja la calificadora, Grupo Famsa tiene un puntaje de relevancia de ESG de cinco para el aspecto de transparencia financiera, pues se han observado “diferencias materiales entre los estados financieros auditados y los números reportados por la compañía. Este aspecto tiene un impacto negativo en el perfil crediticio y es altamente relevante para las calificaciones en conjunto con otros factores”.

Además, Famsa tiene un puntaje de relevancia de ESG de cuatro para el aspecto de estructura de grupo, debido a que la compañía presenta una transparencia en transacciones con partes relacionadas por debajo del promedio.

La compañía también tiene un puntaje de relevancia de ESG de cinco para el aspecto de estrategia de gestión, debido al número de reestructuras que ha efectuado para implementar su estrategia; además de un puntaje de cuatro en el aspecto de estructura de gobierno corporativo, esto como consecuencia de la efectividad del consejo directivo y su concentración accionaria.

Cabe mencionar que las calificaciones de ESG van del uno al cinco, a partir del tres hacia adelante comienzan a considerarse riesgosas.