Incumple funcionaria con protocolos sanitarios, acusan trabajadores de la SSP Oaxaca

Cinco mil pesos a la quincena no alcanzan para cubrir los costos derivados de las complicaciones por COVID-19, menos aún si se contagia toda una familia o se tiene algún padecimiento crónico degenerativo, así lo manifestó personal de la Dirección General de Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Oaxaca (SSPO), quienes denunciaron que la directora de esa área, María Bastidas Rodríguez, continúa exponiendo la vida de las y los compañeros, a pesar de que hace algunas semanas falleció un trabajador administrativo de la propia Secretaría por esta enfermedad.

Las reuniones y capacitaciones donde se han concentrado hasta cien asistentes ya provocaron el contagio de 5 trabajadores de la Dirección de Prevención, a quienes expresamente les prohibió decir que habían contraído el virus y los obligó a reintegrarse a la oficina de forma presencial, sin las precauciones adecuadas, cubriendo prácticamente el turno normal y convirtiéndose así en un riesgo para el resto del personal, cuya labor es precisamente promover el respeto a los derechos humanos.

"Quien se atreva a comentar que se contagió de COVID o a quejarse del riesgo por el contacto presencial será despedido, y en estos momentos nadie quiere quedarse sin trabajo", amenazó Bastidas Rodríguez a sus subordinados, de cuyo ingreso dependen 30 familias.

Pese a que Oaxaca permanece en semáforo naranja desde hace más de medio año, la funcionaria de la SSPO desoye las recomendaciones de las propias autoridades estatales y federales en materia de salud, y continúa organizando actividades en oficina y fuera de sus instalaciones,  enviando al personal a auditorios y canchas municipales, ante un gran número de personas sin cumplir con las medidas sanitarias.

No sólo es riesgo para nosotros, también para ellos, quienes vamos de la ciudad podemos contagiar a las personas que viven en las regiones. Hay lugares donde no han tenido casos, se han cuidado mucho y no es justo que nosotros les llevemos el virus, mencionaron los empleados de la dependencia. Aclararon que no se niegan a realizar su trabajo, el cual han cumplido a cabalidad,  piden que éste pueda llevarse a cabo de forma virtual, como había sido en los meses anteriores.

Por tal motivo, hicieron un llamado al secretario de Seguridad Pública, Ernesto Salcedo Rosales, para que se priorice la salud del personal y sus familias, solicitando que tome cartas en el asunto ante la irresponsabilidad  y hostigamiento laboral de la Directora de Prevención, quien anteriormente se desempeñó como titular del Patronato de Ayuda para la Reinserción Social, en donde fue señalada por nepotismo y nulos resultados.

Cabe mencionar que la Secretaría de Administración, de la cual dependen también los trabajadores de confianza, aún no ha autorizado las jornadas completas en oficina, sólo guardias en actividades esenciales, con la finalidad de disminuir el número de contagios en la entidad que ya rebasa los 40 mil casos positivos y las 2,800 muertes.