Baños secos, una apuesta ecológica en las comunidades de Tuxtepec

TUXTEPEC, Oax. -Con el propósito de proteger ríos, arroyos,  la herencia en flora y fauna, comunidades establecidas a orillas del río apuestan por hábitos más saludables y acciones que contribuyan al cuidado del ambiente, como la construcción de sanitarios composteros  de doble cámara “baños secos-ecológicos”.

A 40  minutos de la zona urbana de Tuxtepec, comunidades como Santa Úrsula, San Rafael y Paso Canoa, ribereñas al río Santo Domingo y que se encuentra cerca de la  Presa Cerro de Oro, trabajan en crear espacios sostenibles y establecer un equilibrio con el entorno.

La agrónoma Francisca Aracely Mauro Osorio de Producir para Conservar, comentó que la elaboración de los baños composteros se ha hecho en conjunto con aliados y con autoridades ejidales.

También con la participación de los habitantes, proyecto que pretende mitigar la contaminación directa a los mantos acuíferos y demás cuerpos de agua.  “Mediante estas acciones, contribuimos en la buena salud de las comunidades más alejadas del casco urbano, en donde el sistema de drenaje no existe o en algunos casos es incompleto”, acotó.

Residuos se transforman en abono orgánico

Para la construcción de los baños, indicó que primero  capacitan a las personas para poder utilizar los baños, porque la población está adaptada a los baños comunes que llevan descarga de agua y  el baño seco  tiene dos separados, los cuales uno es exclusivo para la orina y el otro para las heces fecales. 

Detalló que la orina va conectada por un ducto que lleva a un almacenamiento, el cual después de un tratamiento será utilizado como biofertilizante en árboles frutales, menos hortalizas. Las heces fecales de igual manera, pero está almacenada y se cubre con aserrín, cal o ceniza. 

Amigable con ríos y arroyos

“Esto componteado serán utilizado en la agricultura. Esto es una ventaja, que no genera contaminación del agua, desde ríos, arroyos. No necesita conectarse a una red pública. No es necesario hacer fosas para acumular”, dijo.

Con este proyecto que las comunidades están adoptando promueven que las comunidades y población  adquieran un sentido de responsabilidad con respecto a  la contaminación. Por una parte las comunidades están protegiendo los arroyos y ríos, pero al mismo tiempo generan desechos abonos orgánicos, que son de utilidad en la agricultura.

Atención a problemática ambiental

De acuerdo  a la experiencia de las comunidades con este trabajan para convertirse en lugares  sustentable, en el caso de Santa Úrsula, en el 2015 frenó la construcción de una hidroeléctrica ante el daño que podría causar al arroyo Sal.

Por lo cual, la construcción de los baños secos se generó a partir del interés de las comunidades al conocer el proyecto, porque actualmente se desbordan los residuos de las fosas y esperan  que más comunidades se puedan interesar.

La integrante de Producir para conservar, enfatizó que derivado del acercamiento con las comunidades aledañas a la presa Cerro De Oro, la legisladora Laura Estrada Mauro se ha propuesto apoyar con la construcción de baños secos -ecológicos en las comunidades de Santa Úrsula, San Rafael, Paso Canoa, Sebastopol, Camelia, Piedra Quemada, La Esmalta, y Los Reyes.

Baños que son ubicados en espacios públicos, como campos deportivos y agencias municipales, actualmente se tienen avances en Santa Úrsula, San Rafael, y Paso canoa, se han construido 3 de 8 que contempla esta primera parte.

Acciones pequeñas para generar grandes cambios

Este proyecto lo esperan replicar en otros espacios, lugares que deseen hacer un cambio y contribuyan a no contaminar con acciones pequeñas que generen cambios grandes.

“El cambio está en cada uno, si hay un espacio que destinen a un baño seco se puede implementar para que vean los cambios y con esto  mejorará el río Papaloapan”, finalizó.


MÁS DE

Baños secos-ecológicos

Santa Úrsula

San Rafael

Paso Canoa

Sebastopol

Camelia

Piedra Quemada

La Esmalta

Los Reyes

Anexa

¿Qué son los baños secos?

Los baños secos ecológicos son una tecnología que previene la contaminación de las aguas en lugar de que estas sean tratadas después de darle uso. Cada vez que se tira la cadena en un sistema conectado a la red o un pozo ciego se desperdician alrededor de cinco litros de agua potable.

Son conocidos también como Sanitarios Ecológicos Secos (SES); no utilizan agua para la evacuación de orina y excremento, y por lo tanto no se conectan a la red de aguas residuales. 

Para el tratamiento de las aguas residuales en el país se cuentan con 361 plantas con una capacidad de 25 m3, pero solo tratan el 24 por ciento, no existe un control de la contaminación (Información Producir para Conservar).