Jorge Crespo, un efectivo emergente del beisbol oaxaqueño amateur

Ha sido como ese pelotero emergente al que se recurre y que no falla y cumple en cada turno, dando de hit para impulsar a los niños, jóvenes y adultos para su práctica en el beisbol.

Ahora enfrenta a un nefasto contrincante pero fiel a esa perseverancia, visión, temple y experiencia que lo caracteriza en el pentágono y con la “señal celestial”, se espera que elija nuevamente el lanzamiento apropiado para conectar de imparable y dejar tendido en el terreno de juego a ese traidor rival…

Es el fiel patrocinador de beisbol infantil y juvenil y de la Liga Regional de Beisbol de Aficionados Eduardo Vasconcelos, Jorge Alberto Crespo Olivera, quien continúa intubado en el hospital de especialidades de Oaxaca.

Por ello, la comunidad del denominado “rey de los deportes” une fuerzas y pide que más personas se integren en apoyo al ex presidente de dicho circuito. 

LOS INICIOS EN EL BEISBOL

Crespo Olivera dio sus primeros batazos desde los 12 años de edad cuando jugó en la Liga Joaquín Amaro con el equipo Halcones del señor Gilberto Rosas.

Posteriormente, cuando cambió de domicilio al Barrio de La Compuerta se hizo de grandes amigos de la infancia como Polo Sánchez, Álvaro Ortiz, Joel Ibáñez, Pedro Zárate, Fernando Aquino, Ángel Calvo, José Pérez, Carlos Aquino, Rolando Calvo, entre otros, con quienes empezó a compartir su pasión por el beisbol.

De esta manera, formaron el equipo Cuervos de Palo Hueco, improvisando su diamante de juego en la Colonia Arboleda, donde con gran alegría y entusiasmo se reunían para disfrutar de esta disciplina por las tardes. 

Ante el gran amor y afición por esta especialidad ingresaron con esta novena a la desaparecida Liga Joaquín Amaro, inicialmente en categoría tercera fuerza, y gracias a su talento, ahínco, determinación y disciplina, lograron ascender a primera.

Y ya en la máxima división adoptaron el nombre de “Pink Elephant” del señor Idelfonso Morelos Ávila, roster que era conocido como un gran trabuco.

Debido a la actividad de sus compromisos laborales con Aeroméxico, Jorge Crespo se aleja del beisbol por un largo tiempo; sin embargo, vuelve a tomar el bat y la manopla en 1994, integrándose a la liga Eduardo Vasconcelos, donde jugó con los equipos: Pericos, Deportes Oaxaca, Superior y Polo Sánchez.

Por cierto, Jorge Alberto Crespo se distinguió por ser un efectivo cátcher, posición en la que tuvo la oportunidad de recibir lanzamientos de grandes lanzadores como el cubano Manuel Quevedo, entre otros. 

COMO DIRECTIVO

Jorge Crespo fue presidente de la Liga Regional de Beisbol de Aficionados Eduardo Vasconcelos de enero del 10 de enero del 2005 al 13 de enero del 2008.

Sin embargo, su camino en la directiva de la liga comenzó desde 1997 cuando tomó la cartera de secretario a invitación del entonces presidente, Gustavo Donadieu Farret.

Luego, fue secretario y posteriormente tesorero en la administración de Eduardo Toral Carrasco. Así, asumió diferentes cargos en el consejo directivo de la Vasconcelos durante 11 años consecutivos.

Se recuerda de manera especial en dicha liga, que como presidente trabajó para la ampliación del campo Che Reyes de la Unidad 21 de Marzo de San Bartolo Coyotepe –complejo propiedad de esta liga-, el cual por cierto en el 2018, siendo presidente Jesús Cervantes, a manera de reconocimiento a su labor y siempre decidido apoyo, le fue puesto también su nombre.

Desde 1997, la Vasconcelos ha encontrado un apoyo incondicional para que, a través de su empresa, Impresos del Sur, la liga cuente con la papelería para toda actividad administrativa de este circuito, además de que ha sido un punto de gran valía para la venta de pelotas. 

LA FAMILIA

Jorge Alberto Crespo Olivera nació un 29 de marzo de 1951 en la ciudad de Oaxaca. Es hijo del matrimonio conformado por Luis Crespo Chincoya y María Elena Olivera Gutiérrez, siendo el cuarto de una familia de nueve hermanos.

Sus hijos son Luis Daniel, Ivonne y Jorge Alberto Crespo Uribe. Sus nietos son: José Luis, Luis Fernando, Daniela y Luis Ángel.

Siempre ha fomentado el beisbol en su familia por ello, hijos y nietos han formado parte de la liga Vasconcelos. Incluso, Jorge Alberto formó parte de Guerreros de Oaxaca en la Liga Mexicana de Beisbol.

Ahora, la familia del beisbol pide seguir sumando oraciones para su pronta recuperación de la salud.