De qué nos ha hablado la Iglesia Vieja; ubicado en Tonalá, Chiapas

Facebook/INAHFacebook/INAH

Iglesia Vieja es un sitio prehispánico ubicado en Tonalá que cuenta con la superficie más grande del mundo, tiene 90 de largo y siete metros de altura, y está hecho de granito, destaca el investigador Akira Kaneko, del Centro INAH-Chiapas, en el marco de las actividades del 82 aniversario del Instituto Nacional de Antropología e Historia, a través del Museo Regional.

 

Con la charla titulada “Iglesia vieja”, el investigador hace un recorrido por los hallazgos en el sitio, así como las formas de trabajo; menciona la colaboración de los habitantes de la región de Tonalá para poder estudiar el lugar a partir de una gran plataforma del edificio principal (B-1), basamento de una iglesia antigua, de ahí el origen de su nombre.

 

“Iglesia Vieja es la superficie más grande del mundo, tiene 90 de largo y siete metros de altura; era un importante sitio para el comercio de intercambio de este a oeste por el Pacífico. En 1998 se inició una expedición junto a ciudadanos, se caminaba durante varias horas. Hasta ese momento se desconocía su ubicación. Tonalá está ubicado a 40 metros sobre el nivel de mar e Iglesia Vieja está sobre 740 metros sobre el nivel de mar.”

 

El investigador comparte cómo ha sido la exploración del lugar, el trabajo con material de más de dos toneladas de peso: “Había varios signos de cruz, pero se desconocen la simbología. También se hizo un pozo y encontraron carbón. Entre 2004 a 2009 llegamos a un acuerdo de empezar trabajos en el sitio para quitar maleza, escombros, y apreciar su estructura original”.

 

“La zona arqueológica Iglesia Vieja se localiza a 4 km al norte de la ciudad de Tonalá, se asienta en las mesetas, con más de 700 m de altura de la Sierra Madre de Chiapas. La ciudad prehispánica fue construida en tres mesetas divididas por una serie de arroyos y más de 80 estructuras, se distribuye en cinco grupos arquitectónicos, de los cuales están abiertos los grupos B y C donde se puede apreciar más de 10 estructuras intervenidas.”

 

El carácter más destacado de Iglesia Vieja es la arquitectura megalítica que utiliza los bloques de piedra granito extraordinariamente grande, algunos de ellos que miden más de tres metros o dos toneladas, la cual se aprecia únicamente en este sitio dentro de toda construcción de Mesoamérica. “También se reportan más de 30 monumentos escultóricos, por ejemplo, se puede apreciar el Altar 1 en el frente de la estructura C-3 con un rostro zoomorfo, posiblemente de tortuga, con tres rostros antropomorfos”.

 

Describe que en un pozo es encontrado un huevo (piedra) relacionado con mitos de los mixes (zoques); creían que los hombres nacen del huevo y se refiere al origen del mundo; como también lo representa el mural de Juan Gallo en 1998 y que se aprecia una de las paredes del Centro Cultural de Chiapas Jaime Sabines.

 

La cronología del sitio Iglesia Vieja abarca desde el Preclásico Tardío (600-100 a.C.) al Clásico Tardío (600-900 d.C.), y la actividad constructiva intensiva correspondería al Clásico Temprano (250-600 d.C.), comenta.

 

“La ciudad megalítica de Iglesia Vieja funcionó como una capital de los zoques en el área de Istmo desde el Golfo al Pacifico, aprovechando su posición estratégica ubicado en el intermedio de ruta de comunicación entre los grupos mayas, y los zapotecas o mixtecas de Oaxaca y jugó un papel muy importante en el panorama geopolítico del Clásico Temprano de Mesoamérica.”