Néstor Ruiz Ginez: entre surrealismo y arte pop

PERSONAJES, LUGARES, CASOS Y COSAS DE OAXACA

No somos sólo una amalgama de actividades, de pensamientos y sentimientos; también somos color y pintura, pues el arte ofrece una imagen estética para el mundo y la vida humana, que sin él  sería como renunciar a la parte creativa y mística que la vida ofrece; cada figura creada por el artista tiene un efecto poderoso y pueden transformar lo cotidiano en algo encantador que posea un poderoso hechizo en la pared, en el estudio o en el lugar donde se encuentre, porque la pintura tiene poder en sus formas, colores y en el sentimiento mismo del artista plástico y del espectador.

Por esta razón, cuando vi la obra de Néstor Ruiz Ginez, vi en sus imágenes el potencial para destacar dentro de la pintura oaxaqueña, de este joven artista plástico originario de Santiago Suchilquitongo Etla, ubicado a 45 minutos de la capital  oaxaqueña.

Néstor inició su carrera artística a los 16 años, al principio solo por hobbie, sin pensar que esto le abriría  muchas puertas, inspirado en artistas como Banksy, Stick, Rone, etcétera. Sus primeros trabajos fueron simples dibujos en hojas recicladas, y al ser un artista empírico, siempre buscaba las formas tanto de mejorar sus trazos como sus técnicas.

Con el tiempo fue experimentando con diferentes materiales iniciando con la acuarela, para después pasar a la pintura acrílica, que es donde más cómodo se siente; con el tiempo y viendo la evolución de la tecnología, aprendió a ilustrar por medios digitales, trayéndole a sí mismo muchas más herramientas con las cuales experimentar, en donde ha participado en campañas publicitarias como en marcas comerciales, y es donde ha lucido más su trabajo, que es visualmente exquisito, y nos demuestra que en Oaxaca existen artistas excelentes en cada una de las ramas del arte.

En su trayectoria como artista plástico ha participado en exposiciones dentro y fuera de su comunidad, exposiciones en la zona de la Mixteca y en la Costa; en forma colectiva todas ellas; de la misma forma dio talleres de pintura y dibujo para niños en la Casa de la Cultura de su población, durante casi dos años y trabaja en proyectos de murales que ayudan a la difusión y rescate de las tradiciones de su comunidad.

Apasionado, dedicado y con muchas ganas de sobresalir en el mundo del arte, Néstor nos lleva a un viaje en donde nos volvemos a sentir niños, o por lo menos a recordar cuando lo éramos.

Al responder a nuestras preguntas, Néstor nos comenta: “A decir verdad, no recuerdo muy bien mi primer encuentro con el arte, solo observaba a mis padres hacer manualidades, algunos trabajos de pintura y en algunos casos trabajos de bordados. Pero a pesar de que en casa, el arte se presentaba a mí en diferentes formas y técnicas, fue hasta la edad de 16 años en donde me dediqué a dibujar en un tiempo cosas sin mucho sentido; tomando un lápiz y unas hojas blancas recicladas caminaba alrededor de 20 minutos de casa, solo para ir a un lugar en donde encontraba la tranquilidad necesaria para poder imaginar muchas cosas.

"De conocimiento empírico, trataba de mejorar desde mis trazos y la forma de posesionarme frente a la hoja de papel, para no mancharla de grafito y fue así como fui adquiriendo la práctica y la técnica; con el tiempo fue creciendo la inquietud por saber hasta dónde podía llegar, cuáles serían mis límites o hasta qué grado la imaginación me podía llevar.

"Fue entonces cuando comencé a pintar algunas cosas; al principio, trazos simples y a dos colores, pero no todo siempre quedaba ahí; seguí investigando y conociendo personas que si bien no se dedicaban a las artes, me daban su postura desde el lado del espectador y con eso me bastaba.

"Buscar un motivo del porqué hago esto, creo que sería mi inquietud y mis deseos de sobresalir, salir del molde de arte contemporáneo y crear algo diferente, hacer un nuevo camino para aquellos que les interese mi temática, tengan por dónde circular.

"Mi obra la defino entre una combinación de surrealismo y arte pop, una obra visualmente bien vista, pero con un significado o una vivencia que les deseo contar en cada una de ellas; a lo largo del camino fui investigando sobre más artistas, más técnicas y estilos”.

Así termina esta entrevista con este joven artista plástico, seguro de lo que quiere y del camino que desea tomar.