Personal que combate dengue en Oaxaca exige aplicación de vacuna anti COVID

Cierran oficinas centrales de los Servicios de Salud de Oaxaca

Al menos tres oficinas de los Servicios de Salud de Oaxaca fueron cerradas esta mañana por personal del Programa de Vectores que se encargan de realizar acciones de combate de enfermedades como dengue, zika y chikungunya, quienes exigen la aplicación de la vacuna anti COVID.

El representante sindical de la Sección 73 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, Omar Aragón Méndez, explicó que la manifestación se sustenta en el desinterés de la dependencia por tomarlos en cuenta para aplicarles el biológico.

En Oaxaca entre el 13 y 22 de enero se han aplicado primeras dosis a de la vacuna Pfizer a 23 mil 400 trabajadores de la salud y la semana pasada se aplicó una segunda dosis a 20 mil 475 trabajadores de diferentes instituciones.

Además de 2 mil 925 segundas dosis que falta para igual número de personal que labora en áreas de la salud, el titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, estima que faltan 5 mil trabajadores de la dependencia, incluyendo alrededor de 850 del programa de Vectores.

“Desde el mes de marzo asumimos la responsabilidad de promoción y desinfección, en el cual el personal siempre ha cumplido y hemos estado al pendiente al llamado de los Servicios de Salud en municipios, hospitales o palacios de gobierno, pero ni aún así se ha tomado en cuenta al personal”, reprochó Aragón Méndez.

Hizo saber que son los propios trabajadores del Programa Vectores quienes deben comprar equipo de protección personal, como cubrebocas u overoles y guantes.

Las oficinas de Servicios de Salud de Oaxaca que fueron cerradas son las oficinas centrales que se ubican en las calles de J. P. García en el Centro Histporico, junto con la de Independencia y la Dirección de Prevención y Promoción de la Salud en la Colonia Reforma.

Amenazan que de no ser atendidos bloquearán vialidades.