Revisará Auditoría cifras sobre el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México

CIUDAD DE MÉXICO.- El Auditor Superior de la Federación, David Colmenares, informó que revisarán los resultados de la auditoría a la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAIM) para determinas si, como dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador esta mañana, son incorrectos o exagerados.

 En entrevista con Radio Fórmula, advirtió que no quieren ser utilizados por nadie con fines políticos, por lo que ordenó y ya están trabajando en la revisión a la auditoría al NAIM a fin de que no haya dudas sobre la seriedad de dicho ejercicio.

 "Nosotros no queremos ser usados por nadie para fines políticos, de otra naturaleza, fue por eso que ordené hoy mismo y están trabajando las otras áreas auditoras con desempeño para que dejemos aclarado el tema, particularmente cumplimiento financiero que sí es vinculante", indicó.

 Colmenares sostuvo que si en el cálculo de las irregularidades reportadas hubo fallas lo reconocerán públicamente, pero también en caso de que éstas sean correctas.

 "Yo no me cierro a que podamos tener algún error. SI lo tenemos, lo reconocemos y si no, tratamos de explicar a lo que se llegó en la auditoría de desempeño", señaló.

 Esta mañana, durante su conferencia mañanera, el Presidente afirmó que los datos presentados por la ASF respecto a la cancelación del NAIM están mal y son exageradas, ya que según sus datos, la dicha acción no tuvo un sobrecosto.

 De acuerdo con la auditoría dada a conocer el sábado pasado por la ASF, la cancelación del NAIM tuvo un costo de más de 331 mil 996 millones de pesos, es decir, 232 por ciento más que el monto estimado por el Gobierno federal.

 Al respecto, el Auditor Superior indicó que la revisión estima no sólo los costos a pagar hoy o los que se han pagado en el pasado sino lo que se deberán liquidar en el futuro.

Resistencia de dependencias 

 El ex Secretario de Finanzas de Oaxaca dijo que el Presidente está en su derecho de hacer observaciones y celebró que fuera respetuoso con la ASF y que les dé la oportunidad de aclarar, antes de que aclaren las instituciones fiscalizadas.

 "Está en su derecho, si observamos, fue respetuoso con la Auditoría, simplemente nos da la oportunidad también de que aclaremos nosotros antes de que aclaren ellos y aun lo que aclaremos, seguramente va a ser sujeto de revisión con las dependencias que estén involucradas con el tema, en este caso, con el Comité encargado de liquidación del aeropuerto de Texcoco que, efectivamente, ya en el pasado se vio que tenía muchas, muchas observaciones", expresó.

 Colmenares reconoció que hubo resistencias de algunas dependencias federales y estatales a la fiscalización. No obstante, no mencionó a éstas por su nombre.

 Señaló que incluso tuvo que hablar con los Gobernadores para convencerlos de que negarle el acceso a la información a la ASF, sería un escándalo para ellos, no para el órgano fiscalizador.

 "Estuve hablando con muchos titulares y Gobernadores para decirles que si no nos entregaban la información, el escándalo mediático iba a ser para ellos, no de nosotros por no entregarnos la información y que se iban a retrasar un año", rememoró.

 El titular de la Auditoría lamentó que las contralorías internas de las dependencias de Gobierno y de los programas sociales parezca que están de vacaciones, ya que de realizar su trabajo preventivo los resultados de la fiscalización a la Cuenta Pública no serían tan escandalosos.