Woody Allen rompe el silencio por acusaciones de abuso sexual vs hija adoptiva

AFPAFP

Luego de que fuera anunciado el documental "Allen v. Farrow" donde se narra la denuncia de abuso sexual impuesta por Mia Farrow contra Woody Allen acusándolo de violentar a la hija adoptiva de ambos, Dylan. Tras el estreno, el director decidió responder a dichas imputaciones señalando que dicho trabajo no tiene intención de mostrar la verdad.

HBO estrenó este domingo 21 de febrero el primero de los cuatro episodios que tendrá la producción documental y donde se explora la historia de la familia que el cineasta formó a lado de la actriz durante varios años. Él no está satisfecho con lo que ahí se expone, pues indica que está "repleto de falsedades".

Allen y su esposa Soon-Yi Previn — quien también fue adoptada por Farrow — emitieron un comunicado a través de The Hollywood Reporter, donde se indicó que las acusaciones que se hicieron décadas atrás eran "categóricamente falsas". También acusaron a los directores del programa televisivo de realizar a lo que llamó un "trabajo de desprestigio" y que no tenían interés por buscar la verdad de los hechos. Incluso, la pareja indicó que se les contactó hace un par de meses, y que no se les dio tiempo de reaccionar antes de que la realización se diera por terminada.

Cabe recalcar que "Allen v. Farrow" muestra un video casero donde Dylan tenía 7 años (ahora tiene 35 años) y le cuenta a su mamá que el cineasta la tocó mientras se encontraban en el ático de la granja de la familia en Connecticut el verano de 1992. Además, ahí se expresa que Mia le pidió a otro de sus hijos, llamado Moses, que vigilara al que fuera su esposo para asegurarse de que éste no hiciera nada indebido.

Dichas denuncias y pruebas fueron presentadas ante las autoridades pero en 1993, la fiscalía rechazó los cargos y determinó que el comportamiento de Woody Allen únicamente había sido inapropiado.

Esta fue la declaración completa del cineasta y de Soon-Yi Previn:

"Estos documentalistas no tenían ningún interés en la verdad. En lugar de ello, pasaron años colaborando subrepticiamente con los Farrow y sus colaboradores para elaborar un trabajo de desprestigio plagado de falsedades. Woody y Soon-Yi fueron contactados hace menos de dos meses y se les dio solo unos días 'para responder'. Por supuesto, se negaron a hacerlo.

Como se sabe desde hace décadas, estas acusaciones son categóricamente falsas. Múltiples agencias las investigaron en su momento y descubrieron que, independientemente de lo que se le haya hecho creer a Dylan Farrow, no había tenido lugar absolutamente ningún abuso. Por desgracia, no es de extrañar que la cadena que ha emitido este reportaje sea HBO, que tiene un acuerdo de producción y una relación comercial con Ronan Farrow. Aunque este artículo de mala calidad puede llamar la atención, no cambia los hechos.