Exigen justicia para Carolina, joven juchiteca que falleció a consecuencia de los golpes de su pareja

Familiares y amistades de Carolina, joven juchiteca que falleció a consecuencia de los golpes de su pareja, emprendieron en redes sociales una campaña para exigir justicia.

Rogelia González Luis, fundadora del Grupo de Mujeres 8 de marzo, indicó que existen elementos suficientes para que el delito sea reclasificado de tentativa de feminicidio a feminicidio y de esta manera el agresor tenga una penalidad de hasta 50 años de prisión.

“Carolina no murió fue asesinada. El tema legal fue clasificado como tentativa de feminicidio sin embargo ya con la necropsia se cuentan con los elementos suficientes para reclasificar y pueda quedar como feminicidio, esto implica que tendrá una condena mayor para purgar en prisión” dijo la activista quien dio seguimiento al caso.

Durante 12 días, Carolina L.L. agonizó en el hospital “Macedonio Benítez Fuentes” a donde fue ingresada el 5 de febrero después de haber sido golpeada por su pareja, Antonio CL, actualmente detenido.

El caso movió la indignación ciudadana, quienes en mensajes plasmados en Facebook pidieron que no quede en la impunidad.

“Carolina, como muchas mujeres en este país, mueren en total anonimato de golpizas cotidianas, lentas y certeras. Feminicidio en el Istmo. Justicia!”, escribió la poeta zapoteca, Natalia Toledo,

De acuerdo con conocidos de la joven, durante diez años Antonio ejerció violencia extrema en contra de Carolina, incluso estando embarazada, hecho que le provocó el fallecimiento del bebé dentro del vientre.

Los abusos de Antonio la tenían atemorizada pues constantemente era agredida con machete.

En la última golpiza también la habría envenenado, agredido sexualmente y cortada en varias partes del cuerpo.

De acuerdo al monitoreo de violencia feminicida del Grupo de estudios sobre la mujer Rosario Castellanos, 295 niñas y mujeres han sido asesinadas de manera violenta desde la declaratoria de alerta por violencia de género en Oaxaca, 15 en lo que va del año con los feminicidios de Elizabeth y Carolina, ocurridos en Salina Cruz y Juchitán respectivamente.