En Chiapas, sector femenino fue el más afectado laboralmente en 2020

Daniela Grajales Daniela Grajales

EL INEGI a través de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), reveló que más de 62 mil chiapanecas se quedaron sin empleo al cierre de 2020.

A través del documento “La autonomía económica de las mujeres en la recuperación sostenible y con igualdad”, expuso que la pandemia afectó significativamente a mujeres sobre todo aquellas que trabajaban en el sector turismo, aproximadamente 1 de cada 10 se emplearon en ese sector.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a través de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), reveló que más de 62 mil chiapanecas se quedaron sin empleo al cierre de 2020.

El INEGI da continuidad a la difusión de los datos trimestrales de ocupación y empleo con la ENOE, con la finalidad de ofrecer a los usuarios información sobre el mercado laboral durante el periodo de la pandemia originada por el COVID-19.

Entre los principales resultados del último trimestre del año pasado, destacan que se registró una disminución de 58 mil personas en la Población Económicamente Activa (PEA), al pasar de 2.2 millones a 2.1 millones.

Los ocupados en actividades terciarias descendieron 58 mil, siendo el impacto mayor en el sector de restaurantes y servicios de alojamiento; y en el sector comercio con una reducción de 13 y 11 mil cada uno. Disminuyeron los ocupados en jornadas de más de 48 horas en 59 mil y los ocupados en micronegocios en 144 mil.

También, la población subocupada aumentó en 10 mil, al pasar de 301 mil a 311 mil. La tasa de desocupación aumentó 0.3 puntos porcentuales al pasar de 2.5% a 2.8% a nivel estatal. La tasa de informalidad laboral es del 76.4 por ciento.

Sin embargo, el dato más importante, es que en el periodo de octubre a diciembre de 2020, la población ocupada resultó en 2 millones de personas, cifra inferior en 62 mil personas comparada con la del cuarto trimestre de 2019.

La población ocupada de hombres fue de 1.4 millones, cifra menor en 352 personas y la población ocupada de mujeres fue de 602 mil, 62 mil menos en el mismo lapso, es decir que el sector femenino fue el más afectado laboralmente en 2020.

Por si esto fuera poco, el COVID aumentó la carga hacia las mujeres ya que ahora tienen que hacer mucho más tareas que antes. Las mujeres previo al COVID, dedicaban tres veces más del tiempo que los hombres en tareas de cuidado no remunerado, ahora estando los hijos en casa, o con adultos mayores tienen que extender más las jornadas de trabajo no remunerado.