En Oaxaca de Juárez, trabajan guías de turistas en ilegalidad

Xitlalli Ruiz Ceballos, directora de Turismo Legal en México, afirmó que la mayoría de los guías de turistas que hay en el estado trabajan en la ilegalidad, pues a pesar de que la ley general de turismo señala que deben tener un establecimiento comercial para otorgarle el certificado y permiso, la mayoría no cumple con este requisito.

De acuerdo con el directorio de Guías de Turistas de la Dirección de Certificación Turística del gobierno federal, en Oaxaca hay alrededor de 380 guías de turistas certificados, de los cuales el 60 por ciento tiene vencida esa certificación, que no los ha detenido para laborar sin que las autoridades estatales y federales hagan algo al respecto, lo cual está provocando un mal servicio turístico por parte de Oaxaca y una disminución de la confianza del turismo en las agencias de viajes, provocando pérdidas económicas a los que sí están regulados.

Subrayó que desde el 2018 vio un aumento en la informalidad en los servicios turísticos, pues éstos están por las calles "acosando" posibles clientes y porque no cumplen con los lineamientos solicitados por la Ley General de Turismo.

La también guía de turistas señaló que aunque existe este directorio, no está actualizado o en ocasiones el gobierno federal autoriza certificaciones para guías en los estados, pero las dependencias estatales no tienen un conocimiento de ellos y no hacen supervisiones.

Destacó que en los últimos años se pudo dar cuenta que durante las temporadas altas veía que guías de turistas saturaban las calles del Centro Histórico para ofertar servicios que no cuentan con una regulación, además de que en ocasiones no son personas del estado.

Ruiz Ceballos afirmó que el incremento de la ilegalidad e informalidad en el sector turístico se debe a que las autoridades se han dedicado a darle difusión al estado, pero no han realizado acciones al respecto para suspender este tipo de actividades.

“Estamos rebasados por los problemas. Hay gente de otros países promoviendo, sin tener registro, sin pagar impuestos, personas que promueven servicios en carteles”, lamentó.

Subrayó que un guía de turistas que está en la legalidad cuenta con un certificado que tiene vigencia de dos años y después debe renovarse; no obstante, muchos no lo hacen, pero continúan ofreciendo el servicio.