Pretenden productores de cacao de la Cuenca ingresar a Bienestar

Tras incorporar cultivo

TUXTEPEC, Oax.- Tras dar a conocer el programa Producción para el Bienestar que integrarán a productores de miel de abeja y cacao, la agrónoma  Francisca Aracely Mauro Osorio, comentó que esta es un oportunidad para impulsar el cultivo en la región, sin embargo, buscarán integrar a los productores que no estén contemplados en el padrón para que el beneficio llegue a todos. 

El programa contempla un apoyo directo de 6 mil 200 pesos por productor  con el propósito de incrementar la producción, el periodo de apertura de ventanillas inició en enero y culmina el 29 de octubre de 2021, pero están en proceso de contactar a los productores que ya forman parte del padrón para verificar los datos. 

Mauro Osorio, detalló que a nivel nacional existe un padrón de productores, por lo cual Bienestar  sólo confirma sus datos para un seguimiento y solo podrán recibir el apoyo los que no son beneficiados con otro programa federal desde  65 y más, apoyo en caña, maíz, entre otros.

Indicó que el hecho de que los consideren en el programa es un avance tanto para el apicultor como productor de cacao por la difusión que se han dado de establecer de nuevo los cultivos  en el estado.

Sin embargo,  esperan  que apoyen también  a los que apenas están comenzando a sembrar porque requieren de mantenimiento, inversión y capacitación, por el momento tienen oportunidad de brindar la base de datos para que se incorpore un nuevo registro.

Por parte de la agrupación que representan, acotó que tienen una base datos de todos los que forman  parte de producción para Conservar, en donde algunos productores siembran cacao desde hace varios años.

Por lo que esperan puedan incorporarse, porque es la primera ocasión que los contemplan, pero recibir el apoyo dependerá de la superficie que manejan y en el caso de  Tuxtepec puede tener hasta 150 plantas por hectáreas.

Por parte de los productores, previos a ser considerados en el programa han tocado las puertas con el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPI), para que los apoye con viveros comunitarios tanto para el cacao como otros cultivos.