Ciclista Marcos Jair practica entregando a domicilio para llegar a maratón

Vende papas para poder competir

Marquitos contribuye laboralmente en un negocio familiar de venta de papas fritas.

Después de casi cuatro años de practicar el ciclismo de montaña de manera recreativa y en los últimos dos años con participación en algunas competencias en la modalidad de maratón, Marcos Jair Maximiano Confesor sentenció: “ya quiero un podio”.

Pero para poder participar, el ciclista hace entregas en su bicicleta. Con su hermano puso un negocio de venta de papas. Todos los días recorren diferentes puntos de la ciudad de Oaxaca y municipios conurbados para vender sus productos.

Como integrante de los clubes Tlayutlecos y los Nunca Pueden, Marquitos, como le llaman afectivamente sus amigos, se alista para su primera participación fuera de Oaxaca, en la Clásica Coyote 2021, que en su octava edición se correrá el 14 de marzo del presente año en los Valles Zoques de Chiapas, en un a distancia de 100 kilómetros de ciclismo de montaña, en la que el récord a vencer es de cuatro horas con 23 minutos y 53 segundos.

SE INICIÓ EN EL CICLISMO RECREATIVO

Marquitos es originario de Santa María Alotepec, en la Sierra Mixe, pero desde que él era niño su familia llegó a radicar a San Sebastián Tutla, Oaxaca.

Junto con su hermano, Marcos Jair Maximiano Confesor atiende un negocio familiar, Papas Diego, en el que utiliza la bicicleta para la entrega de pedidos a diferentes localidades de los Valles Centrales.

Por las mañanas, previo a su tarea de entrega de papas fritas, Marquitos sale a rodar en bicicleta para ejercitarse, en una rutina cotidiana que lo llevó a integrarse al club Nunca Puede.

Por la tarde noche labora en Tlayudas Doña Flavia, en donde encontró otro grupo de amigos que gustan de salir a montar en bicicleta, en donde se integró al club Tlayutlecos.

Motivado por otros compañeros de los clubes a los que pertenece, Marquitos ha participado en algunas carreras de ciclismo de montaña, entre ellas, el Desafío Sierra Norte 2020, en la que se ha ubicó en el lugar 13 de la categoría intermedios.

“La adrenalina de estar en una competencia me ha motivado a terminar las carreras en las que he participado”, dijo Marcos Jair Maximiano.

SU PRIMERA SALIDA

Marquitos comentó que intenta practicar el ciclismo de tres a cuatro horas diarias, aunque en ocasiones los compromisos laborales no se lo permiten.

Agregó que subirse a la bicicleta no sólo le distrae, también lo ayuda quitarse el estrés que en ocasiones siente por el encierro ante la pandemia de la  COVID-19.

Hasta el momento, Marcos Jair Maximiliano Confesor no ha logrado clasificarse en los primeros lugares en competencias en las que ha participado, pero “ya quiero un podio”, el cual espera que se pueda dar en su primera carrera de ciclismo de montaña fuera de territorio oaxaqueño, la Clásica Coyote 2021.

SÍGUELO

Facebook: Papas-Diego-112947090410103/

Teléfono: 951349333