Inicia la cuaresma con la imposición de la ceniza en Chiapas

Daniela Grajales Daniela Grajales

FABIO MARTÍNEZ CASTILLA asegura que lejos de que disminuya el interés, en esta ocasión es cuando más fieles están participando de esa tradición popular.

Mientras transcurría el día, el número de católicos que acuden a la iglesia a participar en el acto de imposición de ceniza, aumentaba, con esto inicia la Cuaresma, Monseñor, Fabio Martínez Castilla quien asegura que lejos de que disminuya el interés, en esta ocasión es cuando más fieles están participando de esa tradición popular.

“La cuaresma es como un volver a casa, para renovar la fe, la esperanza y la caridad; esta cuaresma es un camino hacia la salud, hacia la pascua de la salud y si nosotros observamos durante estos 40 días y cuidamos la salud de nosotros y de los demás independientemente del color del semáforo, vamos a fortalecerla”, mencionó.

Dijo, que es momento de reflexión, y las cenizas son un rito penitencial, por lo que este acto se llevó a cabo de manera distinta, ahora ya no fue la cruz de ceniza en la frente, ahora fue como una “lluvia de bendición”, donde cada fiel reconozca el pecado y acepte con humildad.

“Entonces lo que vamos a hacer es poner la ceniza como una lluvia de bendición sobre la cabeza, sin tocar, pero más bien dejemos que el señor nos toque, entonces es un acto de humildad, donde reconocemos que hemos pecado y que tenemos que trabajar nuestros corazones, para que esta cuaresma sea un tiempo de gracia y dejemos nuestras actitudes que hacen daño”, resaltó.

Terminada la primera celebración eucarística, Monseñor Fabio, invitó a toda la comunidad que en este tiempo de cuaresma sea una fortaleza a la salud, un camino hacia la pascua, y la caridad, “porque necesitamos darnos la mano, porque no podemos salir solos de esto”.

En este miércoles de Ceniza, después de mediodía, en las diversas iglesias del primer cuadro de la capital chiapaneca, se empezó a ver más gente con ceniza en la coronilla de la cabeza, las iglesias empezaron a colocarla desde temprana hora, incluso muchos templos colocaron canastas con bolsas pequeñas de ceniza para que cada feligrés agarrara una, esto, únicamente para los enfermos.

De esta forma, ayer las iglesias lucieron con puertas abiertas todo el día y misas regularmente cada hora, para que los sacerdotes impusieran la ceniza que se prepara con las palmas benditas del año anterior, así como estampas de imágenes deterioradas que se queman.

En la mañana, la afluencia principal para tomar la ceniza, desde las iglesias de las colonias hasta la Catedral San Marcos, y la iglesia de Guadalupe, fue principalmente de adultos mayores y enfermos.

Más tarde, pasado el mediodía, fue visible el aumento de visitas a las iglesias, particularmente en la del Calvario, para tomar la ceniza, sobre todo de madres de familia que aprovecharon para visitar este recinto una vez que terminaron de realizar las compras del mercado.

Por otra parte, oficinistas y trabajadores católicos utilizaron un momento su tiempo de comida para acudir a la Catedral, otro más optó por la misa oficiada a las cinco de la tarde, para que les impusieran la ceniza y cumplir así con lo que manda la tradición.

Como cada año, la Iglesia espera que el mayor número de visitantes para recibir la ceniza sea después de las 17:00 horas, cuando una gran mayoría de católicos salen de trabajar y aprovechan para acudir a recibir la ceniza solos o con su familia.