Cochinita a la cubana, el sabor de la Cuenca

Más de 40 años de historia

TUXTEPEC, Oax.-  El cochinito a la cubana es uno de los platillos más representativos de la región de la Cuenca, llegar a esta zona amerita una parada casi obligada en San José Chiltepec para degustar de este alimento que es predilecto por visitantes, artistas y gobernadores del estado.

Verónica Cruz Pulido, hija de Domingo Cruz Cobos mejor conocido como Mingo recuerda cómo llegó este tradicional platillo a la Cuenca.

Su  bisabuelo de origen cubano, proveniente de Pinar del Río, llegó a Chiltepec donde formó su familia y  comenzó a realizar este platillo en fechas especiales como cumpleaños, navidad y año nuevo.

A estas fiestas eran invitados sus amigos cercanos, por lo que así nace la idea de comenzar a comercializar el platillo. 

“Un día no faltó el que le dijo, oye por qué no te das a conocer más, sin embargo el que inicia con el negocio es mi papá, comenzó a prepararlo y venderlo a orilla del río Valle Nacional ”.

La venta del platillo inició con lechones, animales más pequeños.

Al tener una buena respuesta comenzó a prepararlo más seguido, siendo el platillo más buscado durante la temporada de semana santa, cuando llegan visitantes de varias partes. 

Entre los que más gustan este platillo se encuentran los  políticos que viajan desde la capital del estado; incluyendo a todos los  gobernadores desde Diódoro Carrasco hasta Alejandro Murat, por lo que su mercado más  fuerte es la ciudad de Oaxaca. 

El sabor 

Hay muchos negocios que actualmente ofrecen este  platillo, personas que trabajaron para su familia y que aprendieron a prepararlo, sin embargo Palapas Mingo continúa siendo un punto de referencia para todos desde hace 40 años. 

En el restaurante llevan 23 años, sin embargo el negocio lo  iniciaron a orilla del río.

Pero, ¿Qué es lo que lo distingue de los demás?  El toque se lo da un aderezo que se prepara con naranja agria, ajo y cebolla, conocido como mojo de ajo.

Esto le da todo el sazón, ya que no lleva otro condimento.

La preparación es fácil, el lechón se aliña y se ensarta en una caña de otate, se deja escurrir y se le unta sal, para ser asado a fuego lento durante cuatro horas.

Mingo, falleció el 25 de marzo de 2015, sin embargo la tradición continúa con sus hijos.

Caen ventas por contingencia

De acuerdo con verónica Cruz, la contingencia impactó de forma negativa, por lo que registran ventas muy por debajo desde hace un año.

Las ventas descendieron, como en todos los negocios debido a la pandemia;  en semana santa llegaron a registrar la venta hasta de 200 pollos durante un día y  10 cochinitos a la cubana, una cifra similar se alcanza  en diciembre.

Actualmente con la contingencia se venden 2 cochinos y 30 pollos aproximadamente.

Los días más crudos de la pandemia su venta diaria se registró de  medio cochino y 10 pollos por mucho. 

Destacó que como otros negocios también se apoyan de la difusión en redes sociales, sin embargo el poco transito de vehículos les impacta. 

Actualmente esperan poder recuperarse, aunque este será el segundo año que no se podrá vivir una semana santa.

“La gente busca el río, los balnearios están cerrados, la gente quiere divertirse”.

Enfatizó que es necesario que las personas logren ser conscientes que solo se podrá regresar a la normalidad entre más se cuiden y de esta forma todos podrán recuperarse.