Detenida comercialización del jengibre en la Cuenca

Tras pandemia

TUXTEPEC, Oax.-La contingencia sanitaria alcanzó a los productores de jengibre en la región, quienes actualmente cuentan con producción pero no tienen compradores, en parte porque el covid-19 impide el traslado e ingreso a las comunidades y porque el precio no está regulado. 

Mónica Rangel Audelo promotora del jengibre, comentó que en la región se tienen contemplado alrededor de 600 productores principalmente de la zona de Flor Batavia y San Felipe Usila, otros se ubican en Santa María Jacatepec, Jalapa de Díaz, en los puntos altos de la chinantla. 

Indicó que en promedio cada productor genera como máximo 5 toneladas por hectárea,  algunos siembran en los cerros hasta 2 toneladas por persona o familia.

El año pasado por la demanda que tuvieron sembraron más jengibre, sin embargo a la fecha no han podido vender en su totalidad la producción. 

La promotora puntualizó que los productores están inquietos porque no tienen quien compre, además el kilogramo de jengibre no está regulado, en un primer momento se compró en 12 pesos y alcanzó los 15 pesos, pero otros lo ofrecen a 35 pesos el kilogramo y en la zona está hasta  en 90 pesos.

Sin embargo,  no hay una derrama económica porque no se tiene tanta demanda debido a la pandemia y otros factores.

Los productores quieren vender su producto, por ahora comercializan con productores poblanos pero no compran la misma cantidad.

La mayor parte de los productores  sembró mucho más y no lo pueden comercializar, aunado a que los pueblos empezaron a cerrar el paso por la contingencia sanitaria.

En la zona de Flor Batavia y Usila aún tienen producto, en el caso de Jacatepec también se cultiva y tienen un centro de acopio.

Ante la demanda que registró el cultivo en su momento, el año antepasado llevó un japonés y el pasado un estadounidense para establecer el centro de acopio de Jalapa de Díaz en Santo Domingo, pero por la pandemia y otros factores tampoco se ha dado seguimiento.