Comunidad LGBT en Chiapas, incluida en el proceso electoral 2021

Daniela Grajales Daniela Grajales

El próximo 6 de junio es una fecha importante para el estado de Chiapas, pues la población tendrá la oportunidad de elegir a los próximos representantes de los ayuntamientos y el Congreso Local; donde son mil 654 cargos de elección popular entre las alcaldías, las curules del Congreso Local, las regidurías y las sindicaturas tanto de mayoría relativa como proporcional; ante esto hay una petición que involucra al sector que históricamente han sido vulnerados pero que actualmente están alzando la voz.

Derivado de las resoluciones que ha emitido el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para darle más espacio a los sectores históricamente vulnerables será una realidad en el 2021 que en los poderes legislativo existan representaciones para la población LGBT.

Josué Moisés, activista en derechos humanos mencionó que el IEPC aprobó un acuerdo para modificar los criterios para los registros de las candidaturas de personas que aspiran a ocupar cargos por la vía plurinominal y de mayoría relativa, es decir que los partidos políticos están obligados a presentar opciones para la población  con ciudadanos que tengan una discapacidad, que sean de comunidades indígenas, que sean Afroamericanos o que sean de la comunidad de la diversidad sexual, esto para dar un trato parejo a estos sectores que han tenido una desventaja, cuando intentan ingresar al mundo de la política.

Destacó la importancia de la participación de personas LGBT en lugares como los Congresos, ya que ello también es un reflejo del avance de la democracia, de poder ser representante con las necesidades específicas que cruza toda una población históricamente vulnerada.

Por ello asistió a las instalaciones del Instituto Estatal de Participación Ciudadana, donde entregó un documento, cuestionando sobre las medidas que este órgano está tomando en pro de este sector.

“Cuáles son las medidas que este organismo público local electoral está tomando para derribar los obstáculos, que generan discriminación en perjuicio de las personas y particularmente de los grupos en situación de vulnerabilidad, garantizando que las personas de la diversidad sexual puedan acceder a espacios reales de representación política  y no quede simplemente en registro precandidaturas, o candidaturas donde es sabido que no tenemos opciones reales de triunfo en la contienda electoral, ya que de ser así nos encontramos contra actos claros de discriminación que constituye claras violaciones  a nuestros derechos fundamentales y de derechos político- electorales”, refirió.

Con esto, además, se da un mensaje sobre todo a los jóvenes que cambia mucho el contexto, el empoderamiento y sobre todo la seguridad de ver respetado sus derechos como ciudadanos.