Ambientalistas buscan estrategias para la recuperación de espacios públicos en Tuxtepec

TUXTEPEC, Oax.-El grupo de ambientalistas en De-fensa del Muro boulevard retomó el rescate y embe- llecimiento de espacios, que además tendrán un doble propósito: reforestar y brindar alimento a la población.

El ambientalistas Ber-nardo Soriano Quiroz comentó que el rescate se inició en la glorieta de Flor de Piña, el campo de fútbol en el muro boulevard, puente San Bartolo y en el monumento a Fernández Arteaga.

Además acudirán a colonias que solicitaron el apoyo para rescatar espacios públicos , áreas verdes y Deportivas, indicó existe interés y preocupación de la ciudadanía por reforestar los espacios y replicar las acciones que emprendieron como agrupación.

Las plantas y árboles que se están sembrando son donaciones realizadas por futbolistas de Palo gacho y San Juan Bautista de Matamoros, en su mayoría plantas de piña que consideran en un monumento como el de la glorieta es necesario que se siembre porque muchas personas no conocen la planta.

Puntualizó Soriano Quiroz que Tuxtepec representa a la Cuenca del Papaloapan con el baile Flor de Piña y no se tenía una sola planta de sembrada a pesar de que es nativa de la región, por lo que en el muro también sembraron.

En algunas áreas del Muro sembrarán las diversas variedades de plátano para que sirva para los comedores sociales, albergue de adultos mayores y grupos vulnerables, de tal forma que brinden sombra y fruta de temporada.

Indicó que en el Muro tienen más del 70 por ciento deforestado, por lo que consideran será un proceso largo el rescatar cada uno de los espacios.

Actualmente por la pandemia no pueden hacer una reforestación masiva, sólo representativa porque deben cuidar los protocolos sanitarios para evitar contagios. En cuanto las actividades se regularicen lanzarán una convocatoria con escuelas agropecuarias, forestales y preescolar para inculcar a las nuevas generaciones el respeto al medio ambiente.

La campaña “ Denuncialo “ también tuvo una respuesta favorable, porque las personas notifican de situaciones que dañen el medio ambiente. “Estamos haciendo lo que nos corresponde hoy para no lamentarnos el día de mañana”, acotó.